Óscar Rodríguez. 26 octubre, 2017

El Gobierno resaltó, este jueves 26 de octubre, el efecto positivo de las transferencias económicas para lograr reducir la pobreza en el país en la administración de Luis Guillermo Solís.

Ana Helena Chacón, segunda vicepresidenta de la República, recalcó que la eficacia ha estado en conseguir hacer llegar los subsidios a las personas y familias que realmente lo necesitan.

Entre las principales transferencias estatales están becas, pensiones del régimen no contributivo y ayudas del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

El Gobierno resaltó que lograron bajar la tendencia de pobreza en tres diferentes medidas: por ingresos, multidimensional y por equidad. En la imagen, Emilio Arce, presidente del IMAS; Ana Helena Chacón, vicepresidenta de la República; Helio Fallas, presidente en ejercicio; y Mauricio Herrera, ministro de Comunicación.
El Gobierno resaltó que lograron bajar la tendencia de pobreza en tres diferentes medidas: por ingresos, multidimensional y por equidad. En la imagen, Emilio Arce, presidente del IMAS; Ana Helena Chacón, vicepresidenta de la República; Helio Fallas, presidente en ejercicio; y Mauricio Herrera, ministro de Comunicación.

Por ejemplo, enfatizó que la baja en las filtraciones de las ayudas también colaboró en establecer una tendencia de reducción en la pobreza y la pobreza extrema del país.

La funcionaria señaló que antes hasta un 30% de personas de clase media recibían ayudas económicas del Estado.

"Ningún país baja la pobreza a través de subsidios y ayudas, sino que hay que buscar una solución integral (…) Las ayudas se dan condicionadas, si los hijos no van a la escuela o el colegio no hay subsidio", dijo Chacón.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) anunció este jueves que el porcentaje de hogares pobres en Costa Rica pasó de 20,5%, en el 2016, a 20% en el 2017, lo cual no es un cambio estadísticamente significativo, según la Encuesta Nacional de Hogares de julio del 2017.

Tendencia

Emilio Arias, ministro de Desarrollo Humano, destacó como un logro conseguir una tendencia sostenida de reducción de la pobreza y pobreza extrema del 2014 al 2017.

La pobreza pasó de 22,7%, en el 2014, a 20% este año. Y en pobreza extrema el cambio fue de 6,7% a 5,7% para el mismo periodo.

"La pobreza rural pasó de 30,3%, en el 2014, a 24,1% de los hogares en el 2017, es decir una baja de 6,2 puntos porcentuales", precisó el funcionario.

La vicepresidenta insistió que el país necesita recursos frescos para poder continuar con el trabajo; pero que la tarea se puede hacer con esfuerzos y metas claras.

"No hemos tenido un cinco más, no hubo aumento de ingresos vía impuestos nuevos para los programas sociales. Los resultados positivos fueron porque se priorizó y se focalizó de una manera articulada", recalcó Chacón.

Según la jerarca, uno de los mayores logros de la administración Solís Rivera es eliminar el clientelismo en los programas de combate a la pobreza e imponer un enfoque multidimensional.