Óscar Rodríguez. 30 mayo
La agencia estadounidense degradó, el pasado 8 de mayo, la nota de riesgo del país debido a la pandemia del coronavirus. El cambio de jerarca en Hacienda es un nuevo elemento de incertidumbre en el país. Foto: Rafael Pacheco
La agencia estadounidense degradó, el pasado 8 de mayo, la nota de riesgo del país debido a la pandemia del coronavirus. El cambio de jerarca en Hacienda es un nuevo elemento de incertidumbre en el país. Foto: Rafael Pacheco

La salida de Rodrigo Chaves del Ministerio de Hacienda es un elemento que eleva las dudas de que Costa Rica logre resolver la delicada situación de las finanzas públicas, en medio de una pandemia sanitaria global y una alta necesidad de financiamiento.

Así lo consideró Carlos Morales, analista de Ficth Ratings, quien es el encargado principal de efectuar la calificación de riesgo del país en la agencia estadounidense.

“La renuncia del Ministro de Hacienda preocupa en el sentido que aumenta la incertidumbre sobre las perspectivas de la consolidación fiscal”, afirmó Morales, a La Nación, este 29 de mayo.

El analista enfatizó en que hay un aumento en el riesgo de la sostenibilidad de la deuda pública del país lo cual podría llevar a una acción negativa en la nota otorgada, por el riesgo de la prolongación de la pandemia sanitaria y el aumento de los costos en la financiación del Gobierno, en el extranjero y el mercado local.

Otra razón que podría llevar a la calificadora a revisar la nota de riesgo del país sería la acumulación significativa de pasivos de corto plazo, ante dificultades para acceder a préstamos externos o domésticos.

Fitch degradó, el pasado 8 de mayo, la calificación de riesgo de Costa Rica debido al mayor estrés fiscal que enfrenta el país por la actual crisis sanitaria del coronavirus. La agencia decidió rebajar la nota de largo plazo del país de B+ a B con perspectiva negativa.

“La renuncia del Ministro de Hacienda preocupa en el sentido que aumenta la incertidumbre sobre las perspectivas de la consolidación fiscal. Nosotros estaremos analizando el curso de la política fiscal durante y posterior a la crisis sanitaria para evaluar el impacto sobre la calificación crediticia del país”. Carlos Morales, analista de Fitch Ratings.

La nota de riesgo otorgada por Fitch a Costa Rica se considera de grado especulativo, es decir, que el riesgo de incumplimiento de las obligaciones del deudor es significativamente alta, según la metodología de la agencia estadounidense.

El Presidente Carlos Alvarado anunció, este jueves 28 de mayo, la salida del Chaves de Hacienda y el relevo por parte de Elián Villegas, quien asume el cargo el próximo 1. ° de junio. Villegas deja la presidencia ejecutiva del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Chaves adujo que su salida se dio por diferencias de criterio con el mandatario en torno a las decisiones que debe tomar el país ante la crisis provocada por el nuevo coronavirus.

El analista de Fitch declinó referirse sobre las políticas públicas tomadas por el Gobierno para enfrentar la situación fiscal. Pero sí resaltó que el incremento en el costo del endeudamiento continuará restringiendo la capacidad del Gobierno de reducir el déficit fiscal.

“Hay falta de voluntad política por implementar medidas fiscales que conlleven a una reducción significativa del déficit fiscal que continuará reduciendo el ya estrecho espacio fiscal e incidirá en la capacidad de financiamiento del Gobierno, en un contexto de crisis económica y altos costos de endeudamiento”, destacó Morales.

La nota dada por la agencia a comienzo del mes de mayo, señaló, ya incorporó los efectos de la pandemia. Pero se dejó con una perspectiva negativa debido al riesgo que aún enfrenta el país.