Por: Agencia AP.   27 agosto
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, vía telefónica la mañana de este lunes. Trump dijo antes que se ve bien el acuerdo comercial con México. Foto: AP/Evan Vucci.

Washington. Negociadores de México y Estados Unidos se disponen a anunciar este lunes 27 de agosto un acuerdo que podría preparar el escenario para reestructurar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés).

La Casa Blanca dijo que prevé dar un anuncio sobre comercio este lunes más tarde.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario de Economía de México, Idelfonso Guajardo, entraron caminando juntos a la Casa Blanca sin hacer comentarios a los reporteros. La delegación también incluía a Jesús Seade, un veterano de la Organización Mundial de Comercio elegido por el presidente electo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para encabezar las negociaciones durante su gobierno.

Mientras, el presidente Donald Trump dijo en Twitter: “¡El gran acuerdo se ve bien con México!”.

Los negociadores de México y Estados Unidos trabajaron durante el fin de semana para reducir sus diferencias.

“Posiblemente haya un acuerdo hoy” , dijo Daniel Ujczo, abogado comercial con Dickinson Wright PLC que ha seguido de cerca las negociaciones.

Una vez que lleguen a un acuerdo, Canadá, el tercer país del Nafta, podría ser reintegrado para finalizar la revisión de un pacto que ya tiene 24 años. Pero los países todavía tienen que resolver temas difíciles.

Adam Austen, vocera de la canciller canadiense Chrystia Freeland, dijo que: “Canadá está animada por el continuo optimismo mostrado por nuestros socios. Los avances entre México y Estados Unidos es un requerimiento necesario para cualquier acuerdo renovado del Nafta” .

El Nafta eliminó casi todas las barreras comerciales entre los tres país, sin embargo, Trump y otros críticos dicen que fomentó a los productores estadounidenses a moverse al sur de la frontera para explotar los bajos sueldos de la mano de obra mexicana.

Las negociaciones comenzaron hace un año y han sido complejas. El gobierno estadounidense quiere aumentar el porcentaje de producción de autos dentro del bloque del Nafta antes de calificar para un estatus libre de aranceles.

Además, las discusiones se han visto empañadas por la insistencia de Trump de incluir una “cláusula de vigencia” que podría fin al tratado comercial en cinco años, a menos que los tres países acuerden continuar con él.