Por: Óscar Rodríguez 17 junio, 2014

Estos son trabajadores del ICE en la planta Reventazón. En el 2013, esa institución redujo su planilla en 307 personas. | ARCHIVO/ABELARDO FONSECA
Estos son trabajadores del ICE en la planta Reventazón. En el 2013, esa institución redujo su planilla en 307 personas. | ARCHIVO/ABELARDO FONSECA

Las principales empresas públicas, excluyendo los bancos, disminuyeron el ritmo de contratación durante el último año.

El principal caso fue el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que terminó el 2013 con 15.785 empleados; es decir, 307 trabajadores menos que los que tenía el año previo. Es la tercera ocasión en que la entidad reduce su número de funcionarios.

En el 2010 suprimió a 305 personas, y en el 2012, a 727, según la información de plazas ocupadas del sector público elaborada por el Ministerio de Hacienda.

“El 2013 mostró una disminución en el número de trabajadores del ICE. El último proceso de movilidad laboral voluntaria se realizó en febrero del 2014, y ha estado acompañado de otras medidas como la regulación en el llenado de plazas vacantes”, detalló Olga Calderón, gerente de Logística y Recursos Institucionales del ICE.

Jesús Orozco, gerente de Finanzas de la entidad, detalló que el año anterior, las remuneraciones se redujeron un 1% frente al 2012.

La entidad autónoma pagó más de ¢33.000 millones en salarios el año pasado.

En el caso de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), la planilla aumentó solo en 11 nuevas posiciones el año pasado y finalizó con 1.718 personas. En la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) no hubo contrataciones en el 2013.

El Instituto Nacional de Seguros (INS) terminó el año pasado con 2.296 empleados directos, solo 11 más que en el 2012. Sin embargo, mediante su subsidiaria Insurance Servicios, la entidad tiene otros 1.500 trabajadores.

Sergio Alfaro, jerarca del INS, reconoció que revisan las funciones de dicha subsidiaria, así como el costo de la planilla.