María Fernanda Cisneros. 5 febrero

Tras la inminente segunda ronda electoral entre los candidatos Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC) y Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional (PRN), distintas cámaras empresariales hacen un llamado a ambos aspirantes para definir los puntos medulares de la agenda económica y los invitan a mostrar los nombres de quienes encabezarán los principales puestos públicos en su equipo.

La segunda ronda no toma por sorpresa a los representantes empresariales, al ser un panorama que se proyectaba en las encuestas de intención de voto y que también se había presentado hace cuatro años.

Sin embargo, afirman, el ambiente de incertidumbre se mantiene y esto podría postergar las inversiones y contrataciones de los empresarios.

Así se desprende de las consultas enviadas por este medio a cámaras como la de la industria alimentaria, la de exportaciones, la de industrias, las unión de cámaras y la Asociación Bancaria Costarricense (ABC).

Desde ya, estas organizaciones destinarán sus esfuerzos para establecer el diálogo con los dos aspirantes a la presidencia de Costa Rica, para conocer sus propuestas específicas en pro del clima de negocios en el país. De hecho, este mismo lunes 5 de febrero varias invitaron a ambos candidatos a reunirse.

A pesar de la incertidumbre, el tener mayor claridad en las propuestas de los candidatos permitirá que las empresas y el sector industrial cuenten con más certidumbre, concuerdan las cámaras.

Es impacto de esta segunda ronda, sin la presencia de un partido considerado como tradicional, generó una reacción de los mercados internacionales. El precio de los bonos costarricenses a largo plazo cayó alrededor de dos puntos al inicio del 5 de febrero pero luego se recuperaron.

Entre tanto, de los temas medulares por tratar destacan el abordaje de las finanzas públicas, el costo de la energía, el desempleo, la competitividad del país, el estancamiento de la infraestructura y la reducción de trámites.

María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), afirmó que “la compleja situación política” incrementa la incertidumbre y, por tanto, las decisiones de inversión se postergarán.

La desaceleración del crédito y la reducción de la inversión privada se venían experimentando y podrían profundizarse, añadió Cortés.

"Queremos saber quiénes podrían asumir las carteras de Salud, Agricultura y Ganadería, Economía, Industria y Comercio, Comercio Exterior, Ambiente, Hacienda y Banco Central", afirmó José Manuel Hernando, presidente de Cacia.

Para la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), lo más importante es que los empresarios tengan claridad sobre la visión de un nuevo gobierno respecto al comercio internacional y la competitividad.

El sector quiere saber si tendrá ministros y direcciones de organismos que administran el comercio con una visión proteccionista, tal y como se dieron en algunos hechos concretos durante la presente administración, o si más bien tendrán una visión de facilitación de ese comercio, según explicó Mario Montero, vicepresidente Ejecutivo de Cacia.

Esta cámara destaca algunos vacíos sobre cuál es el perfil del grupo gobernante que propone Restauración Nacional, así como cuáles son las propuestas concretas para incentivar la producción y mejorar el clima de negocios.

Mientras, por el lado del partido oficialista, cuestiona cómo resolverá temas inconclusos en la administración actual como la criminalidad, el sector informal y problemas estructurales sobre comercio internacional.

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) refuerza la idea de que es necesario que ambos aspirantes muestren las acciones que implementarán para la generación de empleo, la atracción de inversión extranjera, el fomento del crecimiento económico y la mejora de la seguridad jurídica.

A las puertas de un nuevo gobierno, el sector industrial ve con buenos ojos la posibilidad de negociar las prioridades y necesidades de competitividad para generar más empleo.

Al mismo tiempo, exalta la urgencia de atender estos temas e invita a ambos candidatos a conocer propuestas específicas de cómo mejoraran la competitividad del país.

La Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) giró desde este lunes 4 de febrero una invitación a ambos candidatos para establecer esa agenda de prioridades.

“Seguimos creyendo en la oportunidad de que con un nuevo Gobierno concretemos nuestras prioridades y necesidades de competitividad para generar más empleo”, afirmó Enrique Egloff, presidente de la CICR.

El sector industrial destaca que la Asamblea Legislativa estará representada por siete fracciones y esto podría más bien generar la posibilidad de acuerdos que no se venían logrando, añadió Egloff.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), por su lado, destacó su disposición para conversar con nuevos diputados y tener una estrecha relación que permita impulsar proyectos en pro de la producción.

“Costa Rica debe buscar cómo reducir las tarifas eléctricas y apostar por la apertura en el mercado energético; no podemos seguir pagando tan altos costos en la electricidad”, afirmó Franco Pacheco, presidente de Uccaep.

También, destacó que es necesario reducir el gasto público y luchar contra la informalidad.