Por: Marvin Barquero 22 julio, 2014

El déficit de la balanza comercial (diferencia negativa entre exportaciones e importaciones) de Costa Rica se ubicó en $3.098 millones en el primer semestre de este año, según los datos publicados por el Banco Central.

Las cifras divulgadas ayer indican que el país exportó $5.874,7 millones, mientras que el valor de las importaciones fue de $8.973,1 millones, en los primeros seis meses.

La Promotora del Comercio Exterior (Procomer) también publicó ayer sus cifras (en este caso solo de exportaciones). Dijo que el valor de las ventas semestrales se ubicó en $5.921 millones. La pequeña variación con el Banco Central se debe a métodos diferentes de cálculo.

De acuerdo con el Banco Central de Costa Rica, las exportaciones crecieron apenas un 0,5%, mientras las importaciones subieron un 1,1%.

Durante este periodo, la industria manufacturera y las zonas francas fueron los principales impulsores de las ventas al exterior, mientras que las mayores compras se centraron en materias primas.

Las estadísticas de Procomer, en tanto, consideran que el mayor aporte al incremento de las exportaciones vino de empresas del régimen definitivo (fuera de zonas francas y otros regímenes especiales).

Detalló que las colocaciones de ese tipo de firmas subieron un 4,8%, mientras que las del régimen de zonas francas se incrementaron en 0,9%.

En lo relativo a sectores, el informe de Procomer detalla una caída del 7,5% en el ingreso de la industria alimentaria.

El vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), Mario Montero, comentó que la reducción se debe, especialmente, a una contracción de los mercados, especialmente América Central, pero también Estados Unidos y Europa.