Cepal reveló este miércoles que en la región existen 186 millones de pobres, casi 31% de su población, y que entre los grupos más afectados están los menores de 14 años.

Por: Agencia AFP 20 diciembre, 2017

La pobreza en América Latina creció en el 2016 y alcanzó a 30,7% de la población, principalmente por el revés económico de Brasil y Venezuela, que mermó el promedio regional del que no se espera mejoría este año, mostró este miércoles 20 de diciembre un reporte de la Cepal.

“La pobreza promedio en la región sube básicamente por dos países, que son justamente Brasil y la República Bolivariana de Venezuela”, manifestó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Miercoles 28 de octubre 2015, Moín Limón, un recorrido a familias limonenses las cuales carecen de recursos para vivir. El porcentaje de hogares pobres en Costa Rica pasó de 20,5%, en el 2016, a 20% en el 2017. Foto: Rafael Murillo
Miercoles 28 de octubre 2015, Moín Limón, un recorrido a familias limonenses las cuales carecen de recursos para vivir. El porcentaje de hogares pobres en Costa Rica pasó de 20,5%, en el 2016, a 20% en el 2017. Foto: Rafael Murillo

Bárcena explicó en conferencia de prensa que en ambos países la pobreza creció más que en el resto de la región, en medio de fuertes contracciones de sus economías, y en contraste con la tendencia general de reducir el problema gracias a políticas redistributivas y mejora en los salarios.

La tasa de 30,7% supone que 186 millones de latinoamericanos son pobres, un aumento frente al 28,5% (168 millones) del 2014. En tanto, la pobreza extrema alcanzó, en el 2016, a 10% de la población, equivalente a 61 millones de personas, un deterioro frente a los 48 millones (8,2%) anterior.

El Panorama Social 2017 de la Cepal reveló también que niños y adolescentes, con edades entre cero y 14 años, son el grupo más afectado por el problema, ya que representan 46,7% del total de los pobres y 17% de los pobres extremos.

“El hecho de que la pobreza tenga rostro de niño es muy preocupante en la región (...) Los niños y los jóvenes siguen siendo nuestro talón de Aquiles”, advirtió Bárcena.

“El hecho de que la pobreza tenga rostro de niño es muy preocupante en la región (...) Los niños y los jóvenes siguen siendo nuestro talón de Aquiles”. Alicia Bárcena, Cepal.

Otros grupos vulnerables son las mujeres y la población que reside en áreas rurales. El estudio indica que la pobreza extrema se incrementa entre las mujeres en edad productiva, en una tendencia que lejos de bajar o estabilizarse, se acentúa, dijo la funcionaria.

La notable reducción de los índices de pobreza y pobreza extrema registrada entre el 2002 y 2014, con progresos similares en toda la región, perdió ritmo en el 2015 y en el 2016, año en que la economía latinoamericana se contrajo 0,9%, señaló Bárcena.

Anticipó, no obstante, que la tasa se mantendría estable en 2017 porque Latinoamérica mostró una tendencia a recuperar el crecimiento económico que “juega un papel muy importante” para paliar el problema.

La Cepal advirtió también de los futuros desafíos de los sistemas de pensiones de la región, considerando que para 2040 la población de 60 años y más superará a la de cero a 14 años, mientras que la de 80 años y más aumentará casi 20 millones.

“Somos una región que está envejeciendo y traemos desafíos muy importantes”, dijo Bárcena, recalcando que 142 millones de personas económicamente activas aún no tienen cobertura en los sistemas de previsión social.