Política Económica

Costo de fletes marítimos retrocede, aunque sigue alto y oscilante

Cámaras de importadores advierten que aún no se puede hablar de estabilidad en los precios y menos de una baja.

El costo de las tarifas marítimas para transportar contenedores retrocedió un poco desde el récord que alcanzó en setiembre pasado, sin embargo, los precios permanecen altos y muestran constantes oscilaciones hacia finales de este 2021, por lo que las cámaras de industrias no se atreven a calificar la situación ni siquiera de “estabilidad”.

De acuerdo con el Freightos Baltic Index (FBX), que recoge diariamente las tarifas globales para la movilización de contenedores desde y hacia las principales regiones y puertos, las oscilaciones se vienen presentando desde inicios de agosto pasado, según datos suministrados por la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR).

Durante este año, los valores del índice comenzaron a subir rápidamente hasta alcanzar los $11.109 promedio, por contenedor de 40 pies; para este 10 de diciembre los costo se redujeron a $9.550 (-14%). Pese a los altibajos, el costo promedio de ese índice no ha bajado de los $9.200, una tarifa muy alta si se compara con la de $3.432 registrada por el FBX, el 1.° de enero de este 2021, y todavía más, respecto a los $1.431, promedio, el 20 de diciembre del 2019.

Esto refleja oscilaciones desde agosto y de alguna manera un comportamiento diferente al que tenía el índice desde junio del 2020, donde se apreciaba una notable tendencia alcista constante.

Rodney Salazar, miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio Exterior y de Representantes de Casas Extranjeras (Crecex) y operador logístico desde hace 35 años, advirtió, empero, que los costos para países como Costa Rica se mantienen más altos que el promedio de ese índice global.

Detalló que traer un contenedor desde China se mantiene en torno a los $20.000, de acuerdo con su experiencia diaria como operador logístico. Este dato fue ratificado por Mónica Segnini, directiva de la CCCR y gerente general de las empresa de logística Desacarga, quien dijo que los últimos contratos para movilizar un contenedor desde China los pactó entre $18.000 y $20.000.

El incremento en las tarifas de transporte de carga vía marítima se debe a la muy alta demanda, a la poca disponibilidad de contenedores y de espacio en los buques y al congestionamiento en los grandes puertos a escala global. La crisis de transporte de carga se desató, a su vez, cuando los cierres por la pandemia rompieron las cadenas logísticas o de suministro a escala mundial.

La situación afecta las importaciones de diversos productos hacia Costa Rica, lo cual podría llevar a una posible escasez en algunas líneas y aumentos de precios. Los empresarios estiman que esto será más evidente en los primeros meses del 2022.

Para mitigar la situación, el Gobierno anunció en noviembre un proyecto de ley para calcular los impuestos aduaneros sobre el valor de los productos más un costo fijo de transporte, en lugar de incorporar el valor de mercado de la movilización de los contenedores.

Jairo Mena, asesor económico de la CCCR, advirtió de que pese al cambio en el indicador de los precios de los fletes, todavía no se pude hablar de una estabilización de tarifas y menos de descensos.

Añadió que los especialistas internacionales en el tema pronosticaban una eventual baja de las tarifas a mediados del 2022, pero basados en una estabilización hacia fines del 2021 o inicios del próximo año. En vista de que esa estabilización no se está presentando, los expertos están cambiando los pronósticos, explicó Mena.

Detalló que los costos de los fletes a escala internacional están tambaleantes, se mantienen en torno a un promedio de $10.000 por contenedor y no hay indicadores certeros de que vayan a bajar.

Salazar fue más duro en sus apreciaciones. Dijo que en su labor diaria contrata fletes, por ejemplo desde China –uno de los principales mercados para las importaciones de Costa Rica– y la tarifa para un contenedor se mantiene en torno a los $20.000 para el caso específico de nuestro país.

El empresario aseveró que se están presentando especulaciones, pues cuando se contrata el servicio se pone un precio y cuando el contenedor está listo para subir al barco se cobra otro. “¿Cómo se va a decir que no en las condiciones actuales?”, se cuestionó.

Ese costo está influido, señaló, porque los grandes buques desde Asia no llegan directamente a Costa Rica sino que transbordan la mercancías en Los Ángeles o Manzanillo (México) a buques más pequeños que la trasladan a Latinoamérica.

Las grandes terminales marítimas siguen congestionadas y la espera encarece el servicio. Este problema se presenta ahora no solo en puertos de la costa oeste de Estados Unidos sino que también en los del este ya están entrando en congestionamientos, advirtió el empresario.

Segnini consideró que se ha mejorado un tanto la disponibilidad de contenedores, aunque sin normalizarse su rotación, pero se mantienen los congestionamientos de puertos y los altos precios de las tarifas.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.