Patricia Leitón. 23 junio
Comercios cerrados en San José. Según el BID, con el crédito aprobado el Gobierno de Costa Rica podrá seguir implementando una política fiscal contracíclica durante la crisis y preservar la estabilidad macroeconómica, ayudando a mitigar su impacto en las empresas y hogares vulnerables. Foto: Jeffrey Zamora
Comercios cerrados en San José. Según el BID, con el crédito aprobado el Gobierno de Costa Rica podrá seguir implementando una política fiscal contracíclica durante la crisis y preservar la estabilidad macroeconómica, ayudando a mitigar su impacto en las empresas y hogares vulnerables. Foto: Jeffrey Zamora

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció, el lunes 22 de mayo, en su página web, que aprobó el crédito por $250 millones para Costa Rica que está ligado a un financiamiento por $508 millones de asistencia financiera rápida, que aprobó, en abril pasado, el Fondo Monetario Internacional.

El préstamo del BID, destinado a contrarrestar los impactos económicos causados por la pandemia en el país, quedó aprobado el viernes 19 al final del día, que es cuando acaba el periodo de no objeción.

“Con este financiamiento, el Gobierno podrá continuar implementando una política fiscal contracíclica durante la crisis y preservar la estabilidad macroeconómica, ayudando a mitigar su impacto en las empresas y hogares vulnerables”, indicó el organismo internacional.

“Asimismo, el programa apoya las acciones del Gobierno de Costa Rica orientadas a reducir el déficit fiscal para lograr la sostenibilidad de la deuda pública; promover la recuperación económica y salvaguardar la estabilidad del sistema financiero y de la balanza de pagos; y promover la competitividad y mejorar el clima de negocios”, indicó el organismo.

El crédito será desembolsado en un único tramo, tiene un plazo de amortización de siete años, un periodo de gracia de tres años y una tasa de interés basada en Libor.

En total, Costa Rica ha solicitado créditos por $3.175 millones a los organismos internacionales para apoyo presupuestario en este 2020.

El medio LatinFinance publicó que el BID también otorgó $400 millones en financiamiento para Panamá y otro préstamo de $12 millones para un programa de transferencia de efectivo de 12 semanas para personas desempleadas en Belice, con énfasis en los trabajadores del sector turístico.