Óscar Rodríguez, AFP .   18 septiembre
El ICT lanzó, este mes de setiembre, en la ciudad de Nueva York, la campaña "Only the Essentials" para atraer turistas estadounidenses. Este país aportó el 44% de los 1,7 millones de los visitantes que llegaron a Costa Rica entre enero y julio de este año. Foto: Cortesía ICT.

Las decisiones, en menos de una semana, de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y el Banco Central Europeo (BCE) de reducir sus tasas de interés significan una brisa positiva para los deudores en moneda extranjera y para la colocación de los eurobonos para el Gobierno costarricense.

Sin embargo, acarrean riesgos para la economía nacional porque tanto la FED y como el BCE tomaron el acuerdo por mayores incertidumbres en la actividad económica y el comercio mundial. Incluso, en la Unión Europea se argumentó que hay mayores señales de una posible recesión.

El debilitamiento de ambas regiones no es bueno para Costa Rica, pues tienen un peso muy relevante en la producción nacional. Por un lado, significaron, entre enero y julio de este año, el 63% de los $7.000 millones en exportaciones de bienes al extranjero, según la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Además, aportaron el 59% de los 1,7 millones de turistas que visitaron el país durante el primer semestre de este año, según las estadísticas divulgadas por el Instituto Nacional de Turismo (ICT).

La Reserva Federal acordó, este miércoles 18 de setiembre, efectuar un segundo recorte este año en sus tasas para ubicarlas entre 1,75% y 2%, desde el 2% y 2,25% que estaban desde julio pasado.

Jerome Powell, presidente de la FED, justificó la decisión ante las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y el debilitamiento del crecimiento mundial en la industria.

“Las incertidumbres sobre las perspectivas (económicas) persisten. Las inversiones de empresas y las exportaciones se debilitaron”, dijo Powell.

Además, añadió que están preparados para actuar de manera “agresiva si es necesario”, aunque descartó el uso de tasas de interés negativas.

Dicha medida sí la tomó el BCE, el pasado 12 de setiembre, cuando anunció bajas en sus intereses, compra de deuda pública y privada; préstamos para aliviar dificultades de liquidez de la banca.

El banco europeo mantiene un tasa de referencia del 0%, pero sus intereses de captación a menos de un año están en un rango de -0,30% y -0,44%.

“La información que tenemos apunta a una debilidad más prolongada de la economía de la zona euro, a la persistencia de riesgos a la baja y a una presión inflacionaria estable”, dijo Mario Draghi, presidente del BCE, tras el anuncio de medidas de estímulo económico.

Ver más!
Riesgos al país

Para Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, la desaceleración económica en Estados Unidos y la UE puede afectar el poder de compra de los consumidores de estas regiones y podría disminuir y afectar las ventas al exterior del país.

“La situación económica de esos mercados es de gran importancia, sobre todo si consideramos que, por ejemplo, a los Estados Unidos hemos aumentado las exportaciones”, explicó Bonilla.

La empresaria resaltó que la venta de bienes al mercado estadounidense fue de $2.351 millones, en la primera mitad del año; es decir, 7,4% más frente al mismo periodo del 2018.

Bonilla destacó que tanto la FED como el BCE usan sus instrumentos de política monetaria para reactivar la economía y dejaron el control de la inflación en segundo plano.

Ver más!

Precisamente, el sector empresarial costarricense ha criticado, en los últimos años, al Banco Central de Costa Rica por mantener una postura rígida sobre su meta de inflación.

Estados Unidos y los países miembros de la Unión Europea también son claves en atracción de turistas.

En el primer semestre de este año, el país tuvo la visita de 761.000 estadounidenses, lo cual significó el 44% del total de vacacionistas.

En tanto, desde el Viejo Continente llegaron 256.000 personas, casi el 15% de los 1,7 millones de turistas que vinieron a Costa Rica entre enero y junio, según el ICT.

Vidal Villalobos, asesor económico de Grupo Prival, enfatizó que si la FED ve señales de caída en el dinamismo de la economía estadounidense, se puede afectar el nivel de turistas desde este país.

La Nación solicitó una posición a la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) sobre los efectos al sector, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Efecto positivo

José Luis Arce, economista de FCS Capital, destacó que la decisión de la Reserva Federal de reducir sus intereses tendrá un efecto positivo para la próxima colocación de títulos de deuda de Costa Rica en el mercado internacional.

Las intereses de la FED son utilizados como referencia para los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense los cuales, a su vez, son el patrón de medida para las colocaciones de eurobonos de países emergentes.

El Ministerio de Hacienda recibió, semanas atrás, la autorización para emitir $1.500 millones en el extranjero, proceso en el que actualmente está la institución.

“Dada la dolarización y apertura externa del sistema financiero este es un elemento que puede ayudar a reducir el peso del servicio de la deuda”, destacó Arce como otro beneficio.

El especialista añadió que las empresas y personas endeudadas en dólares sentirán también un alivio en sus créditos, si usan como referencia la tasa de interés estadounidense.