AP y AFP. 19 noviembre, 2018
El presidente y CEO de Nissan Motor Co., Hiroto Saikawa, anuncia a la prensa la decisión de la firma sobre el caso de Carlos Ghosn. (AP Photo/Shuji Kajiyama)
El presidente y CEO de Nissan Motor Co., Hiroto Saikawa, anuncia a la prensa la decisión de la firma sobre el caso de Carlos Ghosn. (AP Photo/Shuji Kajiyama)

Yokoham (Japón) — El presidente de Nissan Motor Co., Carlos Ghosn, fue detenido este lunes 19 de noviembre y será destituido luego de que supuestamente no reportó sus ingresos y se involucró en otras conductas inapropiadas.

Hiroto Saikawa, director general de la fabricante de automóviles japonesa, confirmó que Ghosh fue arrestado tras ser interrogado por fiscales, luego de su llegada a Japón.

Fue un hecho sorprendente que dejó a los empleados “desconcertados” y a los ejecutivos impactados. También representará una prueba difícil para la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi, una de las más grandes en el sector automovilístico.

La compañía con sede en Yokohama, Japón, informó de que las presuntas infracciones que involucran millones de dólares por parte de Ghosn, de 64 años y de origen brasileño, y de otro ejecutivo, fueron descubiertas durante una investigación que ha tomado meses y que fue instigada por un informante.

“Más que lamentarlo siento una enorme decepción, frustración, desesperación, indignación y resentimiento”, dijo Saikawa, disculpándose durante siete minutos al inicio de la conferencia de prensa. “Quiero minimizar el desconcierto y el impacto en las operaciones y con nuestros socios comerciales” .

Nissan indicó que compartía información con las autoridades y que cooperaba con su investigación. Las acusaciones también involucran al director representativo de Nissan, Greg Kelly, quien también fue detenido.

La junta de Nissan votará el jueves para despedir tanto a Ghosn como a Kelly, dijo Saikawa y describió a este último como la “mente maestra” detrás de las supuestas infracciones.

“Esta es una acción que no puede ser tolerada por la compañía”, aseveró. “Es una conducta inapropiada muy grave” .

Saikawa dijo que se hallaron tres tipos de conducta inapropiada, incluida una notificación incompleta de ingresos, utilizar los fondos de inversión para beneficio propio y un uso ilícito de los gastos de la compañía.

Prometió reforzar la dirección corporativa y agregó que los problemas pudieron haber ocurrido debido a que había mucho poder sobre una persona.

“Nissan se disculpa profundamente por causar una gran inquietud en nuestros accionistas y colaboradores. Continuaremos con nuestro trabajo para identificar nuestros problemas de gobernanza y cumplimiento y para tomar las medidas necesarias” , señaló la compañía, en un comunicado.

El fabricante de automóviles japonés Mitsubishi también anunció que tiene previsto proponer la destitución del ejecutivo Carlos Ghosn, como presidente de la empresa luego de su arresto por acusaciones de malversación financiera.

“En respuesta al arresto de Ghosn, y dado que la supuesta mala conducta está relacionada con un problema de gerencia corporativa y cumplimiento, se propondrá a la junta directiva destituir a Ghosn a la brevedad”, expresó la firma.

El consejo de administración de la francesa Renault también indicó este lunes que “se reunirá lo antes posible”, después de conocer la detención de su presidente Carlos Ghosn, y manifestaron por medio de un comunicado de prensa estar al tanto de las informaciones difundidas por Nissan (su socio japonés).

Renault dijo además que está a la espera de informaciones precisas por parte del dirigente.

El “asesino de los costes”
Carlos Ghosn fue detenido este lunes tras meses de una investigación que fue iniciada por revelaciones de un informante. (Foto Johannes EISELE / AFP)

Carlos Ghosn, nacido en Brasil, destacó durante mucho tiempo entre los ejecutivos automovilísticos del mundo como un adicto al trabajo capaz de hacer que una empresa al borde de la quiebra vuelva a ponerse en pie rápidamente.

Como presidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi Motors, Ghosn, de 64 años, creó un imperio industrial, con 470.000 empleados que el año pasado vendieron 10,6 millones de vehículos de 122 fábricas de todo el mundo.

Apodado el “Cost Killer” (asesino de costes) en Francia, Ghosn comenzó su carrera con el fabricante de neumáticos Michelin y, tras una temprana etapa en Brasil, fue rápidamente ascendido y se ganó la reputación por sus operaciones en Norteamérica.

A partir de ahí, fue contratado por Renault en 1996 para trabajar junto con el entonces director general Louis Schweitzer, donde ayudó a devolver la rentabilidad a la empresa.

La noticia de su detención cayó al final de la tarde en Japón. Los medios de comunicación anunciaron primero que el consejero delegado de Renault y presidente de los consejos de administración de Nissan y Mitsubishi estaba declarando ante la fiscalía de Tokio y más tarde que había sido detenido bajo sospechas de haber ocultado ingresos al fisco.

En un comunicado publicado poco después, Nissan dio detalles abrumadores para el franco-líbano-brasileño de 64 años que erigió en apenas dos décadas un imperio automovilístico, acumulando cargos como ningún otro dirigente de empresas de este tamaño había hecho antes que él.