Jéssica I. Montero Soto.   28 febrero
Alimentos Zúñiga comercializa los 'snacks' de yuca con su marca Tumbis. Una de las sugerencias de uso es agregarlo como acompañamiento para las comidas. Foto: Alimentos Zúñiga para La Nación

La yuca, una raíz común para el consumidor costarricense, es un bocadillo exótico y con posibilidades de crecimiento para los principales mercados del mundo, algo que en Costa Rica ya aprovechan seis empresas.

Un estudio publicado en el 2019 por el programa Descubre, encontró que 150 productos costarricenses tienen cadenas de valor con potencial y oportunidades en los mercados internacionales. En primer lugar, están los subproductos de yuca.

Datos de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), muestran el crecimiento que ya han tenido las exportaciones de este cultivo y sus derivados (sin contar los snacks), sobre todo en términos de valor.

Por su parte, los bocadillos, o snacks, se agrupan en una categoría propia que reúne las diferentes materias primas con las que se fabrican (menos plátano y banano, que tienen espacio aparte). En el 2019, Costa Rica exportó 2.855,4 toneladas de snacks, por un valor total de $6,3 millones. Ahí están incluidas las hojuelas tostadas de yuca.

Pedro Beirute, gerente de Procomer, señaló que Costa Rica fue el quinto principal exportador a nivel mundial de yuca en el 2018, con envíos que alcanzaron casi los $87 millones, únicamente superado por países asiáticos. En el 2019, logró los $96,4 millones, y un crecimiento cercano al 11% respecto al año previo.

“El país cuenta con una amplia ventaja en términos de capacidad productiva respecto a los competidores latinoamericanos. (La yuca) cumple con las necesidades y tendencias de la demanda mundial, y puede ser utilizada en diferentes industrias promoviendo que el país incursione en modelos de economía circular”, aseguró Beirute.

Ver más!

Laura Bonilla, presidenta de la Cámara Costarricense de Exportadores (Cadexco), aseguró que la calidad de la yuca costarricense ha permitido posicionar este producto en los mercados internacionales gracias a sus elementos diferenciadores, entre los que enumera el sabor dulce y la suavidad.

“Además de su presentación convencional, también se está posicionando como un producto de exportación comercializado en precortado, pelado, congelado y en harinas de yuca para el mercado celiaco, convirtiéndolo en un producto que se adapta a las nuevas tendencias del comercio exterior”, aseguró Bonilla.

De las seis empresas que registra Cadexco como comerciantes internacionales de este cultivo, tres le agregan valor convirtiéndola en snacks: Alimentos Bermúdez (Soldanza), Alimentos Zúñiga y Productos Kitty.

Las operaciones de Alimentos Bermúdez se desarrollan en la zona franca de Puerto Viejo de Sarapiquí. La empresa es parte de Grupo Bermúdez, de República Dominicana. Foto: Alimentos Bermúdez para La Nación

Éxitos y desafíos

Las tres empresas exportadoras de bocadillos reconocen el potencial de la yuca como materia prima, pero también identifican desafíos en los diferentes mercados.

Alimentos Bermúdez S.A. es la empresa creadora de la marca Soldanza y fue el Exportador Agroindustrial del año 2019 de Cadexco, como reconocimiento a sus inversiones por más de $6 millones en los últimos dos años, con las que incrementaron su productividad en más del 200%

Luis Guillermo Gamboa, gerente comercial, explicó que sus primeras exportaciones se dieron con productos de plátano, y después incorporaron los de yuca. Los envían a Estados Unidos, varias islas del Caribe (Puerto Rico, Granada, Curacao, Aruba, St Vincent, Islas Virgenes, Bahamas), Panamá y España.

“Existe mucho potencial; sin embargo nos hemos topado muchos casos, principalmente en el Caribe, donde los consumidores conocen la yuca y la consumen pero no lo hacen en snacks o chips, por lo que se requiere de trabajo adicional, importante, para cambiar esos hábitos de consumo", destacó este empresario.

Añadió que en muchas áreas de Estados Unidos los snacks de plátano y yuca son considerados como un producto étnico más que un snack, como las papas o los nachos. Sin embargo, cuando más consumidores los conocen, los aceptan como una opción dentro de la categoría principal.

Oportunidades. Además de los subproductos de yuca, otros alimentos con potencial exportador en su cadena de valor son los derivados de cabra, mora, sábila, cúrcuma, algas, camarón y subproductos, cáñamo, insectos y coyol, son actividades que tienen potencial de producción nacional y cuentan con oportunidades en los mercados internacionales. Fuente: Programa Descubre

Otro caso es el de la empresa familiar Productos Kitty. Juan Carlos Salazar, gerente general, explicó que el éxito de las exportaciones de yuca es muy relativo y termina por definirlo el gusto del cliente intermediario. (ver nota: Papa, maíz y yuca impulsan crecimiento de empresa exportadora)

“Es un producto muy exótico. Las exportaciones de los snacks de yuca han sido un tema de oportunidad o de gusto del comprador en su momento”, aseguró.

El caso de Alimentos Zúñiga, de Grupo Alzu, es distinto: los bocadillos de yuca son el 15% del volumen total de ventas, del cual el 92% proviene de las exportaciones, y 8% de ventas en Costa Rica.

Esta empresa fue fundada en 2002 por Leonel Zúñiga y hoy procesa y comercializa snacks de frutos y tubérculos como yuca, malanga, coco, camote y plátano, con presencia en 15 países: en Centroamérica, el Caribe, Estados Unidos, México, e Italia.

Angie Vega, encargada de mercadeo de la empresa, comentó que en el 2020 esperan afianzar las operaciones en México, Estados Unidos y destinos en Suramérica como Chile y Brasil, además de explorar mercados en Europa.

“Para lograr estos objetivos, trabajamos en el desarrollo de productos, incluso explorando otras categorías de alimentos. Tenemos ya prospectos de clientes en más de ocho países a concretar en el corto plazo”, afirmó.