Cristina Fallas Villalobos. 9 septiembre
Walmart invirtió casi ¢8.000 millones en la nueva tienda en Liberia, cuya apertura se hizo en julio del 2017.
Walmart invirtió casi ¢8.000 millones en la nueva tienda en Liberia, cuya apertura se hizo en julio del 2017.

El hospedaje, la presencia de turistas y la buena infraestructura vial es un imán para las grandes cadenas de supermercados, que en los últimos años han reforzado su presencia en cantones costarricenses con una población relativamente baja, donde llegan a tener más establecimientos que en localidades con mayor cantidad de habitantes.

Así se desprende de un ejercicio realizado por La Nación en el que se consideraron las ubicaciones de las tiendas registradas, a julio del 2018, en los sitios web de los formatos que pertenecen al Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa), Walmart, Megasuper, Auto Mercado y Pricesmart.

En total, se contabilizaron 373 puntos de venta distribuidos en 75 cantones, en las siete provincias.

También se tomaron en cuenta los datos de población total proyectada por cantón, al 30 de junio del 2017, del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Siendo así, se presentan casos como en Carrillo, Guanacaste, donde viven 43.251 personas que tienen acceso a ocho supermercados. Mientras que, la oferta para los 53.197 habitantes de San Rafael de Heredia consiste en dos puntos de servicio.

Asimismo, el cantón central de Puntarenas tiene tres supermercados más que el cantón central de Cartago, pese a que este lo supera en cantidad de pobladores por más de 26.000 personas.

Garabito y Santo Domingo de Heredia tienen la misma cifra de puntos de venta (cinco), pero Garabito tiene una población de 24.083 y Santo Domingo de 47.672; es decir, una diferencia de 23.589 habitantes en favor de este último cantón.

Carrillo, Puntarenas y Garabito son solo algunos de los cantones costeros que atrajeron la atención de grandes cadenas de supermercados como Walmart o Auto Mercado
Carrillo, Puntarenas y Garabito son solo algunos de los cantones costeros que atrajeron la atención de grandes cadenas de supermercados como Walmart o Auto Mercado
¿Qué dicen las cadenas de supermercados?

El atractivo del binomio auge turístico y buenas carreteras es confirmado por las empresas de supermercados.

Walmart –formatos Palí, Maxi Palí, Masxmenos y Walmart– tiene presencia en cantones de gran movimiento turístico (de paso o como destino final) como Orotina, Liberia, Santa Cruz, La Cruz, Puntarenas, Garabito, Osa, San Carlos y otros.

Mariela Pacheco, subgerente de Asuntos Corporativos de Walmart, explicó que esos lugares cuentan con mucho potencial turístico y comercial y, que a su vez, se han visto beneficiados por otros factores como el mejoramiento de la infraestructura vial.

“La nueva carretera Cañas–Liberia, así como, la ruta 27 han permitido mejorar los tiempos para llevar nuestra propuesta de valor a esas zonas y agilizar el traslado de mercancía hacia esas comunidades”, agregó la representante.

El gigante de origen estadounidense no pretende detener su crecimiento en Costa Rica y ve alto potencial en Guanacaste, asimismo, está construyendo un Walmart en Ciudad Quesada.

Auto Mercado, por su parte, tiene 21 supermercados, de los cuales tres se ubican en zonas turísticas nacionales: Herradura, Tamarindo y El Coco.

“Escogimos estos lugares por la densidad poblacional que muestran, así como la visitación de turistas nacionales y extranjeros, lo que nos dio la oportunidad de ampliar nuestro giro de negocio”, explicó el vicepresidente comercial de la cadena de supermercados, Diego Alonso.

La compañía había indicado, en el pasado, que por asuntos relacionados a la infraestructura del país, no visualizaban abrir en más puntos lejanos de la Gran Área Metropolitana (GAM).

En el caso de Pricesmart todos sus puntos de venta se ubican en San José, Heredia, Alajuela y Cartago; sin embargo, ven potencial en todos los cantones donde no tienen presencia, incluso fuera del GAM, y analizan actualmente algunas zonas.

Marco Torres, gerente país de Pricesmart Costa Rica, explicó que cuando evalúan la apertura de un nuevo club toman en cuenta una serie de variables como cuáles son las zonas con mayor potencial de crecimiento y el posible impacto a otros clubes por canibalización de socios actuales.

“También tomamos en cuenta los resultados de un estudio demográfico de estadísticas, el estudio de qué permisos y las licencias que se necesitan para operar bajo el amparo de la ley. Además del valor de las propiedades en la zona y los costos de construcción”, indicó Torres.

La Nación intentó conocer el criterio y los planes de Megasíper, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.