Óscar Rodríguez. 23 febrero
José Alexis Jiménez, presidente ejecutivo Correos de Costa Rica, anunció la renuncia al cargo mediante la red social Twitter. Foto: Cortesía Casa Presidencial.
José Alexis Jiménez, presidente ejecutivo Correos de Costa Rica, anunció la renuncia al cargo mediante la red social Twitter. Foto: Cortesía Casa Presidencial.

José Alexis Jiménez, presidente ejecutivo de Correos de Costa Rica, anunció, este martes 23 de febrero, su renuncia al puesto que ocupó durante siete años.

Él informó su salida mediante su perfil en la red social Twitter. El funcionario confirmó que aceptó una oferta laboral en el banco BAC Credomatic donde laborará en la gerencia de Pymes.

“Han sido siete años en donde me he abocado a construir un Correos eficiente, rentable y acorde a las exigencias del mercado”, detalló Jiménez en su publicación.

El funcionario estará en la presidencia ejecutiva de Correos hasta el próximo 28 de febrero.

En el tuiteo, Jimenez afirma irse satisfecho de haber convertido a Correos en la empresa número uno en materia de logística y un referente para el país.

Además, agradeció al presidente Carlos Alvarado y al exmandatario Luis Guillermo Solís por su apoyo en las modificaciones llevadas a cabo en la institución.

“Deseo agradecer (…) el respaldo depositado en mí para enfrentar los cambios, transformaciones e innovaciones que hoy resultan en una empresa competitiva, logrando resultados financieros sostenibles y diversificando la oferta de productos y servicios de acuerdo con las necesidades actuales”, escribió Jiménez en su mensaje.

La paquetería, venta de servicios y el comercio en línea fueron las vías por las cuales Correos consiguió dejar atrás las pérdidas y reconvertir su negocio.

Las nuevas actividades ganaron, rápidamente, peso en la estructura de negocios de la empresa pública y, el servicio postal tradicional, pasó a significar una menor porción del negocio de la entidad.

Los ingresos por la venta de servicios ascendieron, el año pasado, a ¢24.934 millones, lo cual significó una reducción del 3%, comparado con el mismo periodo del 2019, muestran los estados financieros de la entidad.

Al final del periodo 2020, Correos finalizó con una pérdida de ¢337 millones, frente a la utilidad neta de ¢472 millones del 2019, se detalla en la información financiera de la empresa pública.

Jiménez explicó que la institución comenzó, en los últimos tres años, a crear más productos y servicios enfocados a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

“La creación de los nuevos productos son la razón de que crecieran los ingresos de manera sostenida, porque la carta certificada o el envío de trámites postales va a la baja”, destacó el jerarca.

El año pasado, los ingresos de correo tradicional fueron de ¢1.301 millones, es decir el 5% del total.

En tanto que los servicios de paquetería significaron el 55% de las ventas de las empresa, es decir ¢13.583 millones.

Retos para empresa

Jiménez destacó que, para los próximos años, Correos tiene el reto de ampliar servicios de Apartado Postal Inteligente (API). Se trata de máquinas de casilleros, en tiendas de conveniencias, y donde los clientes pueden ir a retirar sus paquetes.

El funcionario destacó que la red actual de API es de 87 máquinas en todo el país, principalmente, en los centros con mayor densidad de población, y su utilización ha dado buenos resultados.

“En setiembre del año pasado, aprobamos la estrategia 2020-2025, y el primer reto es mejorar los indicadores de servicio. El crecimiento de los volúmenes nos ha generado la necesidad de la atención en el call center y en las sucursales”, afirmó el presidente ejecutivo de Correos.

Añadió que el servicio Box Correos sufrió el año pasado a raíz de la pandemia, y se hace necesario replantear el producto.

“En los próximos años Correos debe incursionar en el servicio de fulfillment. Este es el servicio de bodegaje de los productos de las empresas que venden productos mediante comercio electrónico. Entonces, la compañía de logística, en este caso Correos la que hace el despacho de los productos”, afirmó.

Además destacó que queda pendiente el fortalecimiento de la red de 110 sucursales y la flotilla de 450 vehículos, tareas que se suspendieron por la pandemia.