7 febrero
El presidente de la autoridad antimonopolios, Andreas Mundt, habla con periodistas acerca de Facebook. Las autoridades alemanas emitieron un reglamento que prohíbe a Facebook combinar los datos de usuarios de sus diferentes plataformas. (Rolf Vennenbernd/dpa via AP)

Berlín. Las autoridades alemanas fallaron este jueves 7 de febrero que Facebook no tiene permitido de utilizar datos de los usuarios sin su consentimiento para otras aplicaciones y cibersitios, con la idea de personalizar la publicidad, alegando que explota su posición dominante como empresa de redes sociales.

La Oficina de Competencia decretó que Facebook era culpable de “abuso de explotación” al obligar a sus usuarios a permitir que se recopilen sus datos en otros servicios de su propiedad, como WhatsApp e Instagram, además de webs de terceros por medio de las funciones Me gusta o Compartir.

"Por una parte, hay un servicio gratuito para los usuarios”, dijo el presidente de la entidad, Andreas Mundt. "Por la otra, el atractivo y el valor de los espacios publicitarios aumentan con la cantidad y el detalle de los datos del usuario. Por lo tanto, éste es el aspecto de la recopilación y el uso de datos donde Facebook, como empresa dominante, debe cumplir con las normas y leyes aplicables en Alemania y Europa”.

Facebook rechazó la decisión y dijo que la apelará en el plazo de un mes antes de que sea definitiva.

Si se ratifica la decisión, la empresa tendrá que permitir que los usuarios aprueben específicamente los datos que se recogen de otras fuentes propiedad del grupo y de cibersitios de terceros asociados a sus cuentas. La decisión no alude al procesamiento que hace Facebook de los datos generados en su propia plataforma, que según la agencia está dentro del modelo de negocio de redes sociales basadas en datos como esta.

Según Facebook, la Oficina de Competencia subestima en su fallo la competencia que tiene en Alemania de YouTube, Snapchat, Twitter y otros al calificarla de “empresa dominante”, malinterpreta el cumplimiento de las regulaciones por parte de la empresa, y subestima los mecanismos previstos en la ley comunitaria para garantizar los sólidos estándares de protección de datos.

“El fallo hace mal uso de la ley de competencia alemana para aplicar diferentes normas que aplican a solo una compañía” , dijo Facebook.

Señaló que ha cooperado con la oficina desde el 2016 y que seguirá con las conversaciones, pero que también “defendería estos argumentos importantes en la corte” .

Al fallar que Facebook es una “empresa dominante” la Oficina de Competencia dijo que estaba sujeta a obligaciones especiales bajo la ley de competencia y deberá considerar que los usuarios de Facebook prácticamente no pueden cambiar a otras redes sociales.

“La única opción que el usuario tiene es o aceptar una combinación integral de datos o evitar utilizar la red social”, dijo en su fallo.

Facebook ha dicho que planea integrar las funciones de mensajería de WhatsApp, Instagram y Messenger para 2020 o después. Aunque no ha revelado detalles, el director general Mark Zuckerberg dijo en una conferencia telefónica reciente que la idea es ayudar a los usuarios a enviar mensajes más fácilmente sin tener que navegar entre diferentes plataformas y listas. La compañía también dijo que encriptaría todos los servicios (actualmente solo WhatsApp está encriptado).

Sin embargo, los críticos han mencionado otra posible razón: la amenaza de medidas enérgicas antimonopolio. Básicamente, si Facebook combina sus servicios de mensajería para que solo se distingan en nombre y diseño, será mucho más difícil, si no imposible, diferenciar y segregar a Instagram y WhatsApp como compañías separadas. Al combinar los tres servicios, Facebook también podría desarrollar perfiles más completos de todos sus usuarios.