Jéssica I. Montero Soto. 7 junio
La agencia se ha visto envuelta en varios conflictos, entre ellos, la cancelación de un vuelo directo que trasladaría a 300 costarricenses al Mundial de Rusia e incidentes con el hospedaje y regreso de 180 personas que vacacionaban en Cancún, en abril de 2019. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
La agencia se ha visto envuelta en varios conflictos, entre ellos, la cancelación de un vuelo directo que trasladaría a 300 costarricenses al Mundial de Rusia e incidentes con el hospedaje y regreso de 180 personas que vacacionaban en Cancún, en abril de 2019. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

La sentencia que rechazó la quiebra de la agencia de viajes Destinos TV ya está en firme, pues la empresa dejó pasar el tiempo para impugnar el resultado del proceso. Así lo confirmó el departamento de prensa del Poder Judicial, este viernes 7 de junio, a La Nación.

José Cortés, representante legal de la empresa, había anunciado, el 14 de mayo, que solicitaría el proceso legal para liquidar su negocio, debido a una caída de más del 50% en ingresos mensuales.

La crisis se dio a raíz de una serie de incidentes durante la Semana Santa de 2019, cuando al menos un grupo de 180 turistas enfrentó problemas para hacer efectivas sus reservaciones de hotel en Cancún, y posteriormente para regresar al país.

“El proceso fue declarado inadmisible por cuanto no cumplieron dentro del plazo de cinco días que se les otorgó, el aporte de la personería jurídica (defectuosa representación artículos 19.2 y 35.2 del Código Procesal Civil). Lo anterior, fue prevenido mediante la resolución dictada a las trece horas y veintinueve minutos del dieciséis de mayo de dos mil diecinueve", aclaró el Poder Judicial en un correo electrónico.

La razón para declarar inadmisible la quiebra fue la incapacidad de la empresa para presentar una copia de su personería jurídica. Este es un documento emitido por el Registro Nacional de la Propiedad en Costa Rica, por solicitud presencial o en línea.

El Juzgado Concursal también confirmó que la sentencia se encuentra en firme y no fue impugnada por parte de la empresa.

Operación normal

Ante una consulta de La Nación, el socio de la firma Batalla y máster en negocios internacionales Mariano Batalla, explicó que la empresa podría presentar otra solicitud de quiebra en cualquier momento.

La declaración de inadmisibilidad de este proceso obliga a la empresa a funcionar normalmente de nuevo, es decir, debe hacer frente a la operación y a cualquier causa legal que se presente en su contra. La empresa suma al menos 200 denuncias en su contra, la mitad se encuentran activas ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio por temas comerciales, y las otras 100 las recibió el Ministerio Público en la Fiscalía Adjunta de Fraudes por presunto delito de estafa.

“Aunque piensen en presentar otro proceso de quiebra en el futuro, tienen que hacerle frente a lo que existe hoy como prioridad. Si un caso se resuelve en su contra, deben pagar esa deuda antes de pagarle a otros proveedores o de cubrir los gastos de operación. Por eso, parte de la ventaja de presentar la quiebra es que se hace un llamado a acreedores y el que no se presente en el tiempo estipulado, pierde prioridad de pago”, explicó Batalla.

Otro escenario posible es que varios afectados con perfiles similares de incumplimiento, se reúnan para presentar un proceso legal en conjunto.

La quiebra es un mecanismo para desarrollar en forma ordenada la liquidación de un negocio, en proporcionalidad de las deudas para todos los acreedores. Su admisibilidad depende de una serie de consideraciones de tiempo, transparencia, legalidad y cumplimiento, estipuladas en el Código de Comercio.

En el proceso, todos los activos y todos los pasivos de la empresa se reúnen y un curador va liquidando bienes para repartirlos proporcionalmente entre acreedores, y considerando los casos de preferencia legal (por ejemplo, las obligaciones patronales).

Cuando se trata de un rechazo, la empresa continúa operando y los acreedores pueden solicitar embargo de bienes, que se irán liquidando en el orden en que lleguen los procesos a los juzgados.

Nota: Esta información fue actualizada a las 2:20 p. m. con el criterio del especialista legal.