Krisia Chacón Jiménez. 9 enero
Tap on Phone es una aplicación del Banco Promérica para que los pequeños comercios puedan aceptar pagos con tarjeta desde su celular. Fotografia: Graciela Solís.

Los teléfonos inteligentes (smartphones) ya pueden reemplazar los datáfonos tradicionales gracias a dispositivos móviles e incluso con tan solo descargar una aplicación.

Se trata de nuevas tecnologías que están diseñadas para abaratar los costos de alquilar un datáfono y que permitan la movilidad en los comercios.

Entidades financieras como BAC Credomatic, Banco Nacional y Promérica ofrecen opciones para que los emprendedores y las pequeñas y medianas empresas (pymes) acepten pagos con tarjeta por medio de dispositivos móviles.

En el caso de Promérica, la entidad ofrece la aplicación Tap on Phone para dispositivos Android.

La plataforma es sencilla e intuitiva. En la pantalla principal el comerciante solo tiene que digitar el monto de la compra y luego el cliente acercará su tarjeta al teléfono para procesar su pago mediante la tecnología contactless o sin contacto.

Tap on Phone funciona únicamente con tarjetas sin contacto, ya que el celular tiene que utilizar la tecnología NFC (near field communication), que sirve para establecer comunicación entre dispositivos, para leer la tarjeta.

“Con Tap on Phone se espera que más empresas y locales aumenten sus ingresos, pues podrán aceptar pagos con tarjeta y también ahorrarán el gasto de tener un datáfono”, comentó Javier Chacón, gerente de Canales Electrónicos y Adquirientes del Banco Promérica.

De momento, esta aplicación solo funciona con el sistema operativo Android, esto porque Apple no ha liberado el control de la antena NFC.

El empresario interesado en obtener Tap on Phone tiene que acudir al Banco Promérica para que se le active la herramienta.

Seguidamente tiene que descargar la aplicación en Google Play, ingresar sus datos personales y un token que es brindado por la entidad financiera.

El costo por usar esta herramienta ronda entre los $2 y $5 mensuales.

Uno de los beneficios de Tap on Phone es que no hay costos asociados a la compra o adquisición de un dispositivo para la aceptación de pagos con tarjeta como un datáfono o un mPOS (punto de venta móvil).

En relación con cobros adicionales por cada transacción, cada uno de los bancos adquirentes establece una estructura de comisiones o tasa de descuento basada en las condiciones del mercado y del comercio, como por ejemplo el tipo de industria, tamaño de la empresa y cantidad de transacciones.

Otro ahorro que perciben los comerciantes está en el papel, ya que no existen recibos físicos, sino que se procesan de forma electrónica.

Tap on Phone admite, además de tarjetas, cualquier otro dispositivo que funcione con contactless como por ejemplo pulseras, anillos, Apple Pay y Samsung Pay.

Los datos de las tarjetas del usuarios están encriptados por lo que la información viaja segura.

El celular del comerciante únicamente recibe la autorización del pago enviada por el banco.

El Reglamento del Sistema de Pagos del Banco Central de Costa Rica (BCCR) establece que a más tardar el 1 de enero del 2021, el 100% de los datáfonos deberá aceptar dispositivos de pago que tengan la tecnología chip y contactless.

Al 30 de junio del 2018 el país contaba con el 73% de las terminales que aceptan esta tecnología.

Terminal móvil

Otra de las opciones que están disponibles para que las pymes acepten pagos con tarjeta es con ayuda de la tecnología llamada MPOS o Mobile POS (Mobile Point Of Sale), la cual consiste en establecer conexión entre un dispositivo externo que lee las tarjetas con un celular.

BAC Credomatic la utiliza con su producto MiPOS.

Se trata de un pequeño dispositivo inalámbrico que se conecta al celular para recibir el pago con tarjetas bancarias.

El comerciante tiene que digitar el monto en la aplicación del BAC que tiene que instalar en su celular, luego tiene que deslizar o introducir la tarjeta en el lector, seguidamente el cliente firma con su dedo en la pantalla y automáticamente le llegará su factura vía correo electrónico.

“Muchos de los nuevos comercios y empresarios independientes no tienen un local fijo y esto representa una limitante para solicitar un datáfono ante un banco". Carlos Reyes, director general de FT Technologies.
BAC Credomatic tiene el producto MiPos que permite utilizar un pequeño dispositivo inalámbrico que se conecta al celular, como sistema para recibir el pago con tarjetas bancarias. Fotografía: Manuel Avendaño.
BAC Credomatic tiene el producto MiPos que permite utilizar un pequeño dispositivo inalámbrico que se conecta al celular, como sistema para recibir el pago con tarjetas bancarias. Fotografía: Manuel Avendaño.

El Banco Nacional es otra entidad financiera que ofrece esta opción de pagos gracias a una alianza que realizó con la firma FT Technologies.

Se trata de Klap, la cual es una plataforma de pagos y cobros por medio de un dispositivo que se conecta al celular del comerciante por tecnología bluetooth para que pueda aceptar pagos con tarjeta desde su móvil.

La pyme interesada en obtener el dispositivo tiene que acudir al Banco Nacional, pagar un monto de $150 para comprar el lector Klapa y finalmente instalar la aplicación en su celular.

“Muchos de los nuevos comercios y empresarios independientes no tienen un local fijo y esto representa una limitante para solicitar un datáfono ante un banco. Con Klap es más sencillo porque el dispositivo se vende e inmediatamente le pertenece al comercio sin necesidad de pagar mensualidades ni otros gastos como sucede con los datáfonos tradicionales”, explicó Carlos Reyes, director general de FT Technologies.

Klap funciona tanto para iOS como para Android y acepta pagos con Visa y Mastercard. Además el Lector tiene la capacidad de leer banda magnética, chip y contactless.

FT Technologies tiene como objetivo, en el 2019, ofrecer esta solución en más entidades financieras.

Estos productos financieros también ofrecen opciones de valor agregado como visualizar las ventas diarias, introducir en el celular el inventario de productos e incluso la elaboración de gráficos con base en los movimientos recientes de los comercios.

Como aspecto positivo de esta tecnología es que le permite a los comercios tener movilidad y conexión. No dependen de un local físico y diversifican sus métodos para recibir pagos; sin embargo, los precios por cobros de comisiones siguen quedando sujetas a las tarifas que determinen las entidades según el volumen de ventas.