Marvin Barquero.   23 septiembre, 2019
El barco de Cosco procedía de Houston, Texas, tocó Moín y de ahí zarpó en un viaje directo a Shanghái, algo que no se había logrado hasta ahora. Foto: Cortesía APM.

La naviera del gobierno chino, Cosco (China Ocean Shipping Company), abrió un nuevo servicio marítimo entre Moín, Limón, y Shanghái, en China, lo cual reducirá el tiempo de tránsito de entre 34 a 40 días a entre 22 o 23 días.

El primer buque llegó el domingo pasado a la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) y partió en la madrugada del lunes luego de recoger volúmenes de cuatro productos costarricenses: piña, banano, carne y jugo de naranja.

El sector exportador, el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) y la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) celebraron la apertura de este servicio, pues las ventas al gigante asiático se habían topado con grandes problemas de logística, tanto que los tránsitos llegaban hasta 40 días, lo que les restaba competitividad a los productos frescos costarricenses.

El barco de Cosco procedía de Houston, Texas, tocó Moín y de ahí zarpó en un viaje directo a Shanghái, algo que no se había logrado hasta ahora. En este tiempo de prueba, el servicio se repetirá en 22 días.

Alfredo Volio, vicepresidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), explicó que tras los graves problemas de transporte para enviar esa fruta a China, en noviembre del año pasado los productores y la jerarca del Comex, Dyalá Jiménez, viajaron a ese país y le plantearon los problemas a Cosco.

El servicio de este domingo es resultado de casi un año de negociaciones, explicó Volio, quien resaltó la intervención de la ministra Jiménez.

El nuevo servicio directo a Shanghái se dará con un barco que viene de Houston, llega a la Terminal de Contenedores de Moín y de ahí parte a China. Foto: Cortesía de APM Terminals

“Como un quebrado”

Volio, quien es productor y exportador piñero, recordó que la primera experiencia le presentó una serie de problemas. “Unos contenedores se enviaron por Moín, otros por Caldera, otros por Panamá luego de un largo traslado terrestre. Nos fue como un quebrado”, lamentó.

Tales inconvenientes, enfatizó, alargaban los tiempos, pero los envíos se debían hacer para cumplir con los clientes.

El gerente de Promoción Comercial de Procomer, Álvaro Piedra, resaltó la importancia de acortar los tiempos de tránsito. “Le estamos presentando una nueva alternativa al sector exportador, luego de negociar este servicio de Moín a Shanghái con un viaje de unos 23 días”, declaró.

Consultado acerca de los volúmenes enviados y la frecuencia, Piedra dijo que las pruebas se arrancan así y el interés de las partes las va consolidando.

Para Volio es un muy buen paso, aunque ahora tocan dos retos. En primer lugar, se debe recuperar a los compradores y distribuidores en China; y, por otra parte, hay que demostrarle a Cosco que se necesita la frecuencia del servicio una vez por semana, pues para los exportadores de productos frescos es de gran relevancia cuán seguidos sean los viajes.

El mercado de China se pretendió abrir mediante un tratado de libre comercio (TLC), el cual está vigente desde el 1.° de agosto del 2011. Luego de la puesta en vigencia del TLC, se deben negociar protocolos fitosanitarios específicos para cada producto, con el fin de poder ingresar a ese mercado. Posteriormente, cada empresa debe demostrar que cumple con el protocolo, antes de ser autorizada a hacer sus exportaciones.

Costa Rica ya tiene aprobados protocolos para varias frutas, así como para carnes y lácteos, pero la logística atentó contra las altas expectativas que había.

Las cifras de Procomer indican que para el 2018 las ventas totales de Costa Rica a China sumaron $194 millones. Los principales productos enviados fueron cítricos preparados o conservados, alcohol etílico, azúcar, carne bovina, así como equipo de precisión y médico.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Laura Bonilla, recordó que ese sector ha externado desde hace mucho tiempo la necesidad de negociar servicios logísticos para enviar productos a China.

“Desde la Cámara hemos estado presionando; logramos abrir con gran esfuerzo el mercado de piña, por ejemplo, pero luego se vino el problema del transporte. Es de suma importancia que se cuente con un tránsito de 22 o 23 días como parte de este interés de abrir el mercado de China”, afirmó la dirigente.