Manuel Avendaño A..   20 enero
Arcos Dorados Costa Rica invirtió $1,5 millones en su nuevo restaurante ubicado en Limón. Fotografía: Cortesía de McDonald's.

Limón es una provincia que lucha por superar sus estigmas sociales y económicos. La próxima apertura, el 28 de febrero, de la Terminal de Contenedores de Moín, trae consigo una estela de optimismo para una región que anhela la oportunidad de despegar con nuevas fuentes de empleo y desarrollo.

Justamente ese cambio de paradigma en el ecosistema de negocios de Limón fue una de las razones que motivó a la empresa Arcos Dorados Costa Rica a invertir cerca de $1,5 millones para abrir su primer restaurante McDonald’s en la provincia caribeña del país.

20 días después de la inauguración de este local, los resultados sorprenden a la empresa y a sus 50 trabajadores.

Wendy Madriz, supervisora de Comunicaciones Corporativas de Arcos Dorados Costa Rica, comentó que desde el arranque de la operación el local ha estado lleno y con una alta demanda de productos.

“Una de las razones por las que la empresa decide instalarse en Limón es porque sabíamos que nos iban a recibir con los brazos abiertos. También porque queríamos ofrecer opciones de primer empleo para muchos jóvenes en la provincia McDonald’s es una de las principales compañías en la generación de primeros empleos en el país”, agregó la vocera.

Kirsty González, trabaja como cajera en el nuevo restaurante de McDonald´s en Limón. Ella tiene 19 años y acaba de concluir sus estudios como técnico en asistente de farmacia. Fotografía: Cortesía de McDonald's.

De hecho, esa es la historia de Kirsty González, una joven de 19 años vecina de Santa Rosa del barrio Colina, en Limón, quien acaba de concluir sus estudios universitarios como técnico asistente en farmacia y trabaja como cajera en el recién abierto restaurante de McDonald’s.

“Para mí es una oportunidad muy bonita, es mi primer trabajo y me ha ayudado mucho en el desarrollo personal. Yo antes era muy tímida y la relación con mis compañeros me ha ayudado mucho a crecer en ese aspecto”, indicó González.

Para seleccionar a los 50 empleados directos del restaurante, McDonald’s creó una alianza con la Municipalidad de Limón y con el programa Youth Can!, que apoya a jóvenes en condiciones vulnerables, quienes aprobaron previamente procesos de capacitación y práctica profesional, para luego colocarlos en el mercado laboral.

El restaurante de McDonald’s en Limón tiene capacidad para 150 personas. El área total construida es de 1.500 metros cuadrados (m²) que incluyen el local –de 425 m²– y el parqueo.

Arcos Dorados Costa Rica también abrió a finales del 2018 su restaurante en Oxígeno Human Playground, en San Francisco de Heredia y, en el primer trimestre del 2019, iniciará operaciones en Concepción de Tres Ríos.

Con las nuevas aperturas, la cadena de comida rápida alcanzará los 65 restaurantes y 2.100 empleos en Costa Rica.

Limón lucha por crecer

La llegada de McDonald´s a Limón se suma a una serie de inversiones que se instalaron en esa provincia en los últimos años, entre ellas destacan el megapuerto de contendores de APM Terminals por $1.000 millones y el desarrollo inmobiliario Condominios del Parque Caribe.

Limón es una provincia azotada históricamente por bajos indicadores sociales y de desarrollo humano. La tasa de desempleo en la región Huetar Caribe fue del 9,3% al segundo trimestre del 2018, según la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Otro indicador disponible más reciente es el nivel de pobreza que creció del 26,7%, en el 2017, al 27,4%, el año anterior, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho, 2018), también del INEC.

Jorge Sequeira, gerente general de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), indicó que Limón es una de las regiones fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM) en las que se trabaja para atraer Inversión Extranjera Directa (IED) en los próximos meses.