AFP . 27 enero
Una planta de cannabis crece en Tikkun Olam, cerca de Safed, Israel, granja dedicada al cultivo de esta hierba para usos medicinales. Archivo/ Foto Ap/Dan Balilty.
Una planta de cannabis crece en Tikkun Olam, cerca de Safed, Israel, granja dedicada al cultivo de esta hierba para usos medicinales. Archivo/ Foto Ap/Dan Balilty.

Jerusalén. El gobierno israelí dio este domingo 27 de enero su luz verde definitiva a la exportación de cannabis para uso médico, una medida con la que busca generar ingresos significativos para el Estado, señaló el ministerio de Salud.

El gobierno aplica, de esta forma, una ley aprobada en diciembre por el parlamento, que aprueba la venta al extranjero de cannabis medicinal.

“El Estado de Israel es uno de los principales países del mundo en el campo del cannabis medicinal (...) Nuestro conocimiento y experiencia en este campo nos permite ofrecer productos de alta calidad para la exportación", indicó el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov.

En el 2016, el gobierno israelí aprobó este proyecto de ley a favor de la legalización de las exportaciones.

En diciembre, se aprobó una ley que permite a los agricultores cultivar cannabis para uso terapéutico, siempre que obtengan un permiso del Ministerio de Salud, la Policía y la autoridad de control de los productores.

La exportación de cannabis con fines médicos podría generar un ingreso de 1.000 millones de séqueles (unos 234 millones de euros o $266 millones de dólares) por año a Israel, según estimaciones del Parlamento.

Ocho empresas cultivan actualmente cannabis para uso terapéutico en Israel, pero muchas más están esperando la autorización oficial para hacerlo

El uso recreativo del cannabis está prohibido en Israel, pero en el 2017 se aprobó un proyecto de ley que despenaliza parcialmente el consumo a favor de un sistema de multas.