Marvin Barquero. 8 diciembre
En la zona de Cahuita y Puerto Viejo, la reservación de los hoteles ya estaba al 95% para Navidad y año nuevo, al iniciar el mes de diciembre. Aquí el hotel Los Almendros. Foto: Cortesía del hotel.
En la zona de Cahuita y Puerto Viejo, la reservación de los hoteles ya estaba al 95% para Navidad y año nuevo, al iniciar el mes de diciembre. Aquí el hotel Los Almendros. Foto: Cortesía del hotel.

Los hoteles de playa estaban con una ocupación del 82% y los de montaña con 80%, al 4 de diciembre pasado, según un sondeo realizado por la cámara del sector entre negocios de distintas zonas.

Mientras tanto, la cifra global de ocupación hotelera (incluye las ciudades), a esa fecha, estaba en 78%, conforme con el sondeo realizado por la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH) en las dos últimas semanas de noviembre y los primeros días de este mes.

Flora Ayub, directora ejecutiva de la CCH, estimó que en lo que resta para llegar a Navidad es muy posible que aumenten rápidamente las reservaciones, en especial de nacionales, con lo cual los centros de hospedaje llegarían a un ocupación superior al 95%, tal como sucedió en esa época del año pasado.

En algunas zonas y negocios específicos ya se llegó a esa ocupación. Un caso es el Caribe Sur, concretamente el cantón de Talamanca (Puerto Viejo y Cahuita), donde las reservaciones ya está al 95% de la capacidad de los hoteles, explicó Frank León, presidente de la Cámara de Turismo y Comercio del Caribe Sur Talamanca.

Al analizar los datos por regiones, la encuesta de CCH determinó que la zona con mayor demanda, hasta ahora, es el Pacífico medio o Pacífico Central, donde la ocupación estaba al 89%. Esta parte incluye a Puntarenas, Jacó y Quepos, zonas reconocidas por la alta actividad turística.

Muy cerca del Pacífico Central estaba la zona de Guanacaste o Pacífico Norte, donde la ocupación ya iba por el 88%, al momento de cierre de la encuesta de la cámara de los hoteleros.

La ocupación en el Pacífico Sur se ubicó en tercer lugar y el Caribe en cuarto, aunque la CCH no especificó los porcentajes de ocupación.

De nuevo, la demanda de hospedaje hotelero en las ciudades (en especial San José) baja notablemente para Navidad y fin de año. El sondeo entre empresarios develó que solo el 55% de las habitaciones estarían ocupadas, en promedio, en esta parte del país.

En general, la consulta determinó que de cada tres hoteles consultados dos afirmaron que las reservaciones van a igual ritmo que el año pasado. Este otro elemento es base para pronosticar que mientras se acerquen las fechas se llegará por encima del 95% general de ocupación.

Esto sucede mientras la CCH señaló que el Estado es el responsable de la seguridad de los turistas, a la luz de los hechos que generaron incluso muertes de turistas, este año, en el territorio nacional. Al respecto, la ministra de Turismo, María Amalia Revelo, al ser consultada acerca del impacto internacional de esos hechos concretó: “El impacto estos hechos y de las noticias asociadas a ellos requiere un análisis detallado. Cualquier valoración que yo haga sería en este momento personal”.

Buenas expectativas
El hotel Arenal Kyoro, en La Fortuna, San Carlos, reportó una ocupación cercana al 96% para Navidad y fin de año, es decir, las dos últimas semana de esta temporada. Foto: Albert Marín.
El hotel Arenal Kyoro, en La Fortuna, San Carlos, reportó una ocupación cercana al 96% para Navidad y fin de año, es decir, las dos últimas semana de esta temporada. Foto: Albert Marín.

Dayana Ramírez, directora ejecutiva de la Cámara de Turismo de Puntarenas, dijo que tras una consulta rápida entre algunos asociados, en este puerto del Pacífico se ha colocado el 75% de las habitaciones para Navidad y fin de año, por lo cual aún quedan espacios para pasar esos días en esa ciudad.

Los hoteleros, agregó, reportaron una interesante alza de la demanda entre la última semana de noviembre e inicios de diciembre, lo cual mejora las expectativas para aumentar notablemente la reservación. Algunos hoteles, como el Tioga, ponen en marcha promociones, como el desayuno y los impuestos incluidos para parejas y familias.

En Golfito, los hoteles ya tienen los fines de semana llenos, aunque todavía quedan habitaciones disponibles entre semana, informó Yill Morales, promotora de la Cámara de Turismo del Golfo Dulce (Catugolfo). La zona ofrece, dijo, todas las actividades relacionadas con playa y montaña, entre ellas avistamiento de aves y delfines, buceo, cabalgatas, pesca artesanal y deportiva y senderismo.

En Talamanca, detalló León, se está promoviendo que el turista no solo llegue a la playa y todo lo que concierne a su alrededor, sino incluir el misticismo de la parte de las reservas indígenas, el avistamiento de aves, visitar cataratas y otros.

Wendolyn López, secretaria de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo del cantón de Aguirre, explicó que tras la respuesta de 10 hoteles de Quepos y Manuel Antonio se tiene un promedio del 70% ocupado de la capacidad de los negocios, pero con una fuerte tendencia al incremento. Añadió que según los hoteleros esto es un buen resultado a la fecha.

El hotel Arenal Kyoro, en La Fortuna, San Carlos, reporta casi todas sus habitaciones reservadas. Está al 96% de su capacidad para las dos últimas semanas del año, según Francinia Solano, jefa de reservaciones. En esta misma zona, el hotel Montaña de Fuego está al 80%, pero con opciones de mucha demanda hacia Navidad, dijo su propietario, Leovigildo Villegas.

En Turrialba, el Casa Turire Hotel va con 70% de ocupación, por lo que aún quedan espacios. Krissia Zúñiga, jefa de reservaciones, explicó que a partir del 15 de diciembre generalmente aumenta mucho la demanda.

En tanto, el Blue River Resort, en Dos Ríos de Upala, va con el 89% ya ocupado y esperando a que se incremente a partir del 15 de diciembre. Este hotel recibió este año un premio como el mejor del mundo en el área familiar, por lo que esperan un fuerte impulso de la demanda.

Entrevista: cinco minutos
María Amalia Revelo, ministra de turismo: “Todos debemos involucrarnos en la construcción de un país más seguro”
María Amalia Revelo, ministra de Turismo. Foto: Jeffrey Zamora
María Amalia Revelo, ministra de Turismo. Foto: Jeffrey Zamora

– ¿Cuál es la reacción del ICT y del país, a escala internacional, frente a este último acontecimiento, donde murió una turista venezolana? Porque, muchos quieren poner un escenario de crisis que empaña la imagen de Costa Rica.

– Desde el 8 de mayo, el Instituto Costarricense de Turismo estableció que uno de sus ejes estratégicos sería la seguridad, ya que no puede haber un destino sostenible si no es seguro. Esta visión la compartimos con el sector privado, además compartimos el criterio de los expertos nacionales en seguridad, como el ministro de Seguridad Michael Soto y el Director del OIJ (Organismo de Investigación Judicial) Walter Espinoza: todos debemos involucrarnos en la construcción de un país más seguro.

“La mejor forma de proteger la imagen del país es tomando acciones concretas que se mantengan en el tiempo –como lo hemos venido haciendo– para así minimizar la posibilidad que estos hechos se repitan”.

– ¿Cuáles países u orígenes de turistas se estarán tocando para paliar la situación?

– Por la situación, debe contrarrestarse mejorando los índices de seguridad nacionales. Este debe ser el principal objetivo de todos los actores públicos y privados. La promoción internacional del destino turístico se planifica cuidadosamente para cada mercado meta y con base en información precisa de los potenciales turistas.

– ¿Para usted, cuál es el impacto de estos eventos en la imagen de Costa Rica en el exterior?

– El impacto de estos hechos y de las noticias asociadas a ellos requiere un análisis detallado. Cualquier valoración que yo haga sería en este momento personal.

– ¿Podría esto afectar la buena expectativa de llegadas para la próxima temporada alta?

– Nos concentramos en que todos los actores del sector turístico se involucren activamente en mejorar sus prácticas sobre la seguridad de los turistas en temporada alta y en la temporada verde, con el fin de que se minimicen hechos lamentables. Cualquier estimación sobre las llegadas de turistas internacionales a futuro sería especulativa.

– ¿Qué acciones concretas se están tomando, cuales ya están en marcha?

– El Instituto Costarricense de Turismo firmó una alianza con el Ministerio de Seguridad Pública en la que invertiremos recursos bajo el entendido que la Policía Turística requiere tecnología moderna, un recurso humano bien capacitado y una infraestructura adecuada. También hemos capacitado, desde mayo de este año, a 2.700 empresarios turísticos en seguridad preventiva.

En un trabajo conjunto con la Fiscalía General de la República, logramos que se aumentaran de cuatro a 11 los fiscales bilingües que atienden regiones claves del país y que fungen como enlaces en materia de seguridad turística.

Actualmente, llevamos a cabo la rotulación de playas con corrientes peligrosas, pues la seguridad es un tema integral, y además prorrogamos nuestro convenio de colaboración con la Cruz Roja con un aporte anual de ¢20 millones para el 2019 y 2020. Asimismo, impulsamos desde el pasado 21 de noviembre una campaña de sensibilización para promover una cultura de seguridad.