Por: El Tiempo, GDA .  12 febrero

Colombia. El Grupo Empresarial Arturo Calle empezó el 2018 con un plan de expansión local e internacional cifrado en $10 millones.

Carlos Arturo Calle, gerente general del grupo, afirma que entre las apuestas que se tienen para el presente año está el producto Signatura, una nueva marca de confecciones hechas "a la medida", además de continuar su proceso de crecimiento y posicionamiento en Centroamérica.

Esta franquicia anunció su llegada a Costa Rica en el 2013, y en ese momento estimaba invertir $1,5 millones por cada almacén, de acuerdo con información publicada por El Financiero.

A continuación, un extracto de la entrevista del diario El Tiempo, con el ejecutivo.

Cortesía: GeAC para El Tiempo
Cortesía: GeAC para El Tiempo

– ¿Qué planes de inversión y apertura de tiendas tienen para el 2018?

– Seguiremos invirtiendo en innovación, tecnología y desarrollo de capital humano. Nuestros planes de crecimiento contemplan aperturas, remodelaciones y consolidación de infraestructura logística. Los nuevos almacenes en Colombia serán cuatro. Además, continuaremos nuestro proceso de expansión y posicionamiento en Centroamérica.

– ¿A cuánto asciende el plan de inversiones?

– Serán $10 millones en total. De ese monto, $4 millones serán para la implementación del centro logístico; $4,8 millones para proyectos de remodelación y aperturas en Colombia; y $1,3 millones para expansión internacional.

– ¿El contrabando de confecciones los ha afectado?

Es un flagelo que impacta a toda la industria por igual en Colombia. Como grupo empresarial tenemos presencia en toda la cadena y, por supuesto, no estamos exentos de una problemática que amerita el trabajo continuo de las entidades y el sector privado formal.

– ¿Han despedido personal por el impacto del contrabando?

– No propiamente. Si bien es un fenómeno complejo, el grupo está creciendo y generando puestos de trabajo como resultado del lanzamiento de nuevos negocios.

¿Ve reactivación en la demanda de prendas de vestir y en general del consumo?

– A finales del 2017, observamos señales de reactivación y creemos que son el inicio de un mejor año para la industria y el comercio. Esperamos aportar al dinamismo de la demanda interna.

– ¿Con el producto Signatura regresan a la antigua sastrería?

– A la gente le gusta mucho que el producto sea realmente hecho a la medida, y muchos clientes habían solicitado esa posibilidad, pues cada uno tiene una contextura física diferente. La tendencia la están adoptando muchas marcas en el mundo y creímos que tenerla en el país sería interesante.

– ¿Qué inversión hicieron para crear la unidad y qué expectativa tienen?

– Las inversiones han sido en varios aspectos. Por ejemplo, hicimos en cada planta de producción un taller para hacer específicamente el producto (ropa y calzado a la medida). En total, en equipos, maquinaria, talleres y punto de venta son aproximadamente unos $865.000.