Europa Press. 10 mayo
España regulará, a partir de este martes, la relación laboral entre los repartidores a domicilio y las plataformas digitales. En la imagen, un trabajador realiza una entrega en Barcelona. Foto: AFP.
España regulará, a partir de este martes, la relación laboral entre los repartidores a domicilio y las plataformas digitales. En la imagen, un trabajador realiza una entrega en Barcelona. Foto: AFP.

El gobierno de España tiene previsto aprobar, este martes 11 de mayo, en Consejo de Ministros, la ley que regula el trabajo de los repartidores a domicilio por parte de las plataformas digitales, conocida como Ley de riders, y obligará a las empresas a contratar a las personas.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, informó de que España va a ser el primer país que tenga una norma sobre plataformas digitales.

Así lo ha señalado, en conferencia de prensa, para presentar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, donde ha señalado que España “mira a los ojos sin complejos a Europa, quien emula lo que este país está haciendo en este momento”.

“Los algoritmos son clave y fundamentales para que no se produzca lo que se produce hoy en el mercado de trabajo, que tiene sesgos”, afirmó Díaz.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social, los sindicatos y las organizaciones empresariales alcanzaron un acuerdo, el pasado mes de marzo, para regular la situación laboral de los trabajadores que reparten o distribuyen cualquier producto por medio de plataformas digitales.

En el texto acordado se reconoce la presunción de relación laboral de los trabajadores que prestan servicios retribuidos de reparto por medio de empresas que gestionan esta labor con el uso de aplicaciones.

El pasado mes de setiembre, el Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo declaró que la relación existente entre un repartidor y la empresa Glovo tiene naturaleza laboral.

El acuerdo, respaldado por el colectivo de repartidores, contempla que la representación legal de los trabajadores deberá ser informada de las reglas que encierran los algoritmos y los sistemas de inteligencia artificial.

El objetivo es conocer las condiciones laborales de dichas plataformas, incluyendo el acceso y mantenimiento del empleo y la elaboración de perfiles.

En concreto, el texto dice que se recogerá en el Estatuto de los Trabajadores que las empresas deberán informar de los parámetros, reglas e instrucciones en los que se basan los sistemas que afectan a la toma de decisiones e incidir en las condiciones de trabajo.

El texto del acuerdo señala que el Real Decreto-Ley que recoge la norma entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.