AFP .   29 julio
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó que en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se le concedan algunos beneficios a China por calificarla como "nación en desarrollo". Foto AP/archivo

Pekín. La guerra comercial entre China y Estados Unidos toma ahora como escenario las reglas en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pues Washington reclamó que al gigante asiático se le siga brindando el estatuto de “nación en desarrollo”, mientras Pekín dice que el intento no tendrá éxito.

La amenaza de Estados Unidos de retirar el reconocimiento al estatuto de China como “nación en desarrollo” en la OMC es una técnica de presión que fracasará de cara a las conversaciones comerciales (bilaterales) de esta semana, según un comentario aparecido en la prensa estatal china este lunes 29 de julio.

Esta publicación reacciona a una circular enviada el viernes por el presidente Donald Trump al representante de Estados Unidos para Comercio, Robert Lighthizer.

Según este texto, la OMC, que opera un sistema global de normas comerciales y resuelve disputas, usa “una dicotomía anticuada entre países desarrollados y en desarrollo que ha permitido que algunos miembros de la OMC la aprovechen para sacar injustas ventajas”.

Si no se logran “desarrollos sustanciales” para reformar las normas de la OMC en 90 días, Washington dejará de tratar como país en desarrollo a todo miembro de la OMC “que se declare de forma inadecuada país en desarrollo y que busque de manera inapropiada el beneficio o las flexibilidades de las normas y las negociaciones de la OMC”, señala la declaración, centrada fundamentalmente en China.

Esta circular se publicó antes de las reuniones previstas este martes y el miércoles en Shanghái entre negociadores chinos y estadounidenses, que intentarán resolver la disputa comercial que condujo al establecimiento de aranceles a bienes por un valor superior a $360.000 millones en las transacciones entre las dos mayores economías mundiales.

Washington “obviamente previó la circular para que sirva de elemento útil para la negociación” en las discusiones, afirma el comentario publicado este lunes por la agencia de noticias estatal china Xinhua.

“Pero la técnica de crear presión no es nueva para China y nunca ha funcionado”, asegura.

Según Xinhua, “el último intento” del gobierno de Estados Unidos para coaccionar a la OMC “está destinado a chocar contra un muro de oposición”.

El estatuto de país en desarrollo en la OMC concede a los gobiernos plazos mayores para implementar sus compromisos con el libre comercio y la posibilidad de proteger parte de su industria interna y mantener subsidios.

La administración Trump critica desde hace tiempo que las normas de la OMC son injustas con Estados Unidos.

Según el comentario de Xinhua, “liar” los principios básicos de la OMC “no generará más que fracaso”.

“Provocará controversia y caos, poniendo nuevos obstáculos a las reformas de la OMC”, según la publicación.