Marvin Barquero. 5 noviembre, 2020
Costa Rica esperaba la llegada de 112 buques de cruceros solo por la teminal Hernán Garrón Salazar, ubicada en Limón, para la temporada 2019-2020. Foto: Cortesía Japdeva.
Costa Rica esperaba la llegada de 112 buques de cruceros solo por la teminal Hernán Garrón Salazar, ubicada en Limón, para la temporada 2019-2020. Foto: Cortesía Japdeva.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Organización Marítima Internacional (OMI), ambas de la ONU, abogaron, en una declaración conjunta, por la reanudación de las operaciones de cruceros en el mundo, aplicando todos los protocolos de seguridad.

Las dos organizaciones justificaron su declaración conjunta en la relevancia de esa industria en numerosos países del mundo, particularmente —dijeron— en pequeños territorios insulares.

Recordaron en su declaración que dicha industria da empleo a unos 1,2 millones de personas y genera $150.000 millones para la economía mundial, cada año.

En Costa Rica, solo por la terminal de cruceros Hernán Garrón Salazar, de Limón, se esperaba el ingreso de 112 buques, con 224.000 cruceristas y más de 90.000 tripulantes en la temporada 2019-2020, que se vió truncada por el impacto de la pandemia.

Para el periodo 2018-2019, llegaron a todos los muelles de Costa Rica un total de 262 cruceros, de los cuales 150 lo hicieron por el Pacífico y 112 por el Caribe, según la página web del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

El total de visitantes por ese medio ascendió a 239.723, según esa misma fuente. De ellos, 131.564 llegaron por el Pacífico y 108.159 por el sector del Caribe.

Seguridad

La OMT y la OMI, ambas entidades del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconocieron los esfuerzos realizados por el sector, los países y las organizaciones internacionales para proteger la seguridad, la salud y el bienestar de los pasajeros y la tripulación, así como la salud de la población de los Estados portuarios de llegada de los buques de crucero.

En la comunicación internacional que emitieron agregaron que desde la suspensión de las operaciones de cruceros por la pandemia, el sector ha estado examinando y mejorando sus protocolos para determinar formas de ir más allá en la protección de la salud de los pasajeros, la tripulación y el público en general.

En el documento emitido este 5 de noviembre, las dos organizaciones aseguran, también, que la reanudación del servicio de cruceros ayuda a la comunidad marítima en general.

Lo anterior por cuanto los buques de pasaje participan en el sistema automatizado de asistencia mutua para el salvamento de buques (Amver) y a menudo los centros coordinadores de salvamento les piden que ofrezcan asistencia a los buques en peligro en el mar.

La OMT y la OMI recomiendan a los gobiernos utilizar como base las orientaciones para la reanudación gradual y segura de las operaciones de los buques de crucero en la Unión Europea en relación con la pandemia de la covid-19.

Recomiendan, además, tres documentos marco (marco del operador, marco del pasajero y marco del marino) que han sido elaborados por la Cámara de Transporte Marítimo del Reino Unido junto con la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).