Negocios

Demanda de dietas crudas para mascotas abre opciones de empleos y negocios en Costa Rica

Varios emprendimientos dedicados a la venta de proteínas para perros y gatos ya funcionan en el país

La tenencia responsable de mascotas y la búsqueda de alternativas a alimentos ultraprocesados abren un nuevo nicho de mercado en Costa Rica, pues los tutores o dueños demandan cada día más dietas naturales y crudas con los procesos de inocuidad requeridos.

En el país han surgido varios emprendimientos relacionados con este tipo de nutrición para animales de compañía como perros y gatos. Dos de ellos son Wild Pet Food, que da trabajo a cinco personas, y Dnature, que emplea a ocho. Ambas empresas nacieron durante la pandemia, la primera en mayo del 2020 y la segunda en febrero del 2021

Ana Cruz, la regente de Wild Pet Food e ingeniera agrónoma zootecnista, explicó que este tipo de dietas son relativamente nuevas en el país, pero que se desarrollan en otras partes del mundo desde hace varios años; asimismo, aseguró que, desde el 2019, perciben un interés exponencial por estas alternativas.

Ambas empresas, que cuentan con el registro requerido ante el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), poseen profesionales dentro de sus equipos que se encargan de formular las dietas crudas, tanto a nivel de planta como de composición.

Asimismo, las dos brindan asesoría para aquellos tutores de animales que buscan migrar de la dieta procesada a la cruda. En Dnature, Yuliana Otoya es la nutricionista a cargo de asesorar a los clientes y cuenta con estudios fuera del país; mientras que Cruz es la especialista en zootecnia que acompaña el proceso en Wild Pet Food.

Las dietas crudas pueden incorporar proteínas de diferente fuente animal, como carne de res, pollo o incluso sardinas; así como vegetales, frutas y yogurth natural, por citar algunos alimentos. La formulación de cada dieta y la cantidad a brindar al animal por día dependerá de cada una de las mascotas, sus características fisiológicas y necesidades de salud.

En cuanto a la diferencia de precios de una dieta cruda a una comercial, los costos de las proteínas que se encuentran en el mercado son variados por lo que dependerá del lugar dónde se adquieran, los alimentos adicionales requeridos y la cantidad necesaria para el perro o gato.

Tanto para Cruz como para Yerlin Márquez, una de las fundadoras de Dnature, el nicho de negocio podría continuar creciendo en el país, pues son cada vez más las personas que buscan alimentos alternativos para sus mascotas.

“Todo está cambiando, todo se está acercando más a este tipo de tendencias y no habrá marcha atrás porque al final de cuentas lo que se ve es el resultado en los animales y los beneficios de esto”, mencionó Cruz.

Actualmente, ambos emprendimientos cuentan con miles de seguidores en sus páginas de Instagram, uno de sus principales canales de comunicación. En un recorrido por esta red social, se encontró –al menos– media decena de páginas dedicadas a la venta de dietas crudas.

No obstante, con el crecimiento del mercado se aproximan varios retos. Para Márquez, el principal de ellos es la educación de los dueños de mascotas en términos del manejo de los alimentos, la atención veterinaria adecuada y el balance nutricional.

El tema de dietas alternativas a los alimentos comerciales que se consiguen en comercios como supermercados es de no acabar y requiere de la responsabilidad del dueño del animal para informarse y buscar la asesoría profesional.

“Uno de los problemas más grandes es que la gente no sabe diferenciar entre buena o mala información; muchas personas lo toman por impulso o moda y no entienden ni siquiera lo qué tienen en casa, un perrito o un gatito son carnívoros y las personas no tienen idea de cómo hacer un balance nutricional”, comentó Otoya, la nutricionista animal a cargo de la atención de Dnature.

Y es que dentro del mundo de las dietas crudas y naturales existen diversas variedades, entre ellas las BARF que incluyen porcentajes determinados de huesos carnosos, carnes magras, órganos y frutas o verduras.

¿Qué y cuánto debo dar a mi perro o a mi gato como alimentación? Eso dependerá de diversos factores incluso médicos, que los especialistas –tanto las asesoras de las empresas como veterinarios– deberán analizar antes de construir la dieta.

Por ello, tanto desde las empresas como desde del Colegio de Médicos Veterinarios piden una mayor consciencia a la hora de elegir una alternativa de alimentación para las mascotas y advierten que la elección debe realizarse de la mano de la educación y especialistas.

“A largo plazo, es muy delicado que uno les de cualquier cosa, caemos en el desbalanceo de las dietas y el problema de eso es que no es algo inmediato de ver; hay que tener cuidado de no caer en modas”, comentó Cruz.

Asimismo, los alimentos crudos que se venden deben contar con procesos de inocuidad que cumplan con los estándares de Senasa, por lo que parte de las responsabilidades de los dueños es adquirir productos de buena calidad y registrados ante las autoridades sanitarias. Desde la institución, explicaron que los emprendimientos que comercialicen este tipo de alimentos naturales deben registrar la empresa y los productos ante la Dirección Nacional de Alimentos para Animales.

Por su parte, la vocera técnica en temas de alimentación y nutrición del Colegio de Médicos Veterinarios, Marshia Solano, dijo que como grupo no tienen una posición oficial sobre la introducción de dietas crudas o frescas a mascotas, pues aún no existe un consenso entre agremiados en el tema de nutrición.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.