Patricia Leitón. 19 marzo
Policías desinfectan un hotel en Buenos Aires. La emergencia ha generado una mayor demanda de algunos implementos como guantes y batas con impermeabilidad. Costa Rica contrala la reexportación de estos productos. Foto: Juan Mabromata/ AFP.
Policías desinfectan un hotel en Buenos Aires. La emergencia ha generado una mayor demanda de algunos implementos como guantes y batas con impermeabilidad. Costa Rica contrala la reexportación de estos productos. Foto: Juan Mabromata/ AFP.

El Ministerio de Hacienda informó, la mañana de este jueves 19 de marzo, de que emitió una directriz para controlar la exportación o reexportación de implementos de uso médico con el fin de evitar un posible desabastecimiento, ante la emergencia por covid-19.

Entre los implementos incluidos dentro del mandato están los gorros desechables, lentes de seguridad, botas descartables, respirador N95 o FFP2, mascarillas quirúrgicas descartables, batas con impermeabilidad nivel 2 descartables, guantes, sistemas para pruebas de PCR para la detección de patógenos de muestras biológicas sin previo tratamiento manual (virus respiratorios) e hisopos de dacrón.

La medida, incluida en la directriz DGA-003-2020, busca evitar un posible desabastecimiento de productos de uso quirúrgico necesarios para atender la emergencia por el covid-19.

Gerardo Bolaños, director general de Aduanas, explicó que no se trata de producción nacional, sino de posibles importadores que ya habían importado estos productos para el consumo interno y ahora, ante la posibilidad de mejores precios en el exterior, deciden reexportarlo y con ello generar una posibilidad de desabastecimiento en el país.

Las autoridades de salud podrán ampliar esta lista conforme a los requerimientos de atención de la emergencia, señala un comunicado enviado este jueves 19 de marzo.

El Servicio Nacional de Aduanas –dependencia de Hacienda– formuló la directriz con base en la declaración de Emergencia Nacional de la Presidencia de la República, según el Decreto Ejecutivo N° 42227-MP-S, el cual otorga a la Administración Pública la potestad de aplicar medidas extraordinarias de excepción.

Desde este 18 de marzo y hasta que finalice la emergencia, la medida es de acatamiento obligatorio para todos los funcionarios aduaneros, auxiliares de la función pública aduanera, importadores y exportadores.

La Nación consultó este miércoles pasado a la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) si existían reportes de mayor demanda a las empresas que producen implementos médicos en Costa Rica para exportación y hasta ese día la entidad señaló que no tenían un reporte, como tal, de que un incremento en la producción de dispositivos médicos por el tema del covid-19.

Según un reportaje de La Nación, publicado en el 2019, desde Costa Rica salen 436 diferentes dispositivos y equipos médicos para uso en pacientes de todo el mundo, elaborados por costarricenses en una industria que, desde finales del 2018, pasó a liderar las exportaciones nacionales, con ventas cercanas a los $3.400 millones, en el 2018.

Esta información se actualizó a las 11:15 a.m. con declaraciones del director de Aduanas.