Negocios

Copropietario de Yanber: 'Vamos a replicar el caso exitoso de Durman Esquivel'

Empresarios confirman que no entablarán ninguna medida legal contra Samuel Yankelewitz, expropietario de Yanber

San José.

Francis Durman y Allan Rodríguez, dueños de Corporación Yanber, apuestan por replicar en la compañía el éxito empresarial logrado con la firma Durman Esquivel, que fue adquirida por la multinacional Aliaxis por $200 millones en 2006.

Rodríguez reconoció que cuando entraron en Yanber, hace un año, el objetivo era ayudar a fortalecer la firma productora de plástico y luego venderla. Sin embargo, el crecimiento de la demanda por parte de los clientes los llevó a decidir comprar la compañía.

Yanber pasó a manos de un fideicomiso, conformado por acreedores (bancos y proveedores), que aceptaron en enero pasado la empresa como pago de deudas para evitar la quiebra de la Corporación. El acuerdo se concretó con Samuel Yankelewitz, anterior propietario de la firma.

Este lunes, Durman y Rodríguez anunciaron la adquisición de todos los activos y la operación de Yanber en seis naciones, incluida la del país. Asimismo se harán cargo de la deuda financiera por $26 millones con los bancos Nacional, Bancrédito y de Costa Rica.

Allan Rodríguez reconoció, en entrevista con La Nación, que no entablarán ninguna medida legal contra Yankelewitz, quien ya fue denunciado por el Nacional por una supuesta estafa.

A continuación, un extracto de la conversación con el empresario.

– ¿Por qué compraron la empresa si no era el objetivo inicial?

– Esto empezó hace un año cuando Francis Durman y yo entramos en calidad de asesores para analizar, en representación de los bancos, la viabilidad de la empresa y presentar una propuesta en la Junta de Acreedores que se celebró el 29 de enero. Los acreedores votaron la propuesta en la que entrábamos a administrar la empresa por un periodo mínimo de dos años, con el objetivo de prepararla para venderla.

"Originalmente nunca fue que compráramos la empresa; pero, con la credibilidad que Francis Durman incorpora a la organización, la compañía toma una dinámica de negocios activa.

"Los proveedores empiezan a creer que la empresa saldrá adelante, los clientes empiezan a poner órdenes de compra. Pasa que una empresa que empieza a salir de una inercia requiere capital; entre mejor le va a una empresa, más plata ocupa.

"Entonces entramos en la disyuntiva de que hay que traerle dinero a Yanber. Pero los dueños son bancos que por la regulación no pueden inyectar capital a la compañía.

"Entonces llegó un momento que no podíamos aceptar órdenes de compra porque no teníamos materia prima para producir. Ahí es cuando los bancos nos proponen adquirir la compañía para que pueda tener acceso a capital en los mercados internacionales, con inversionistas institucionales que tienen una mayor capacidad de aceptar posiciones como las de Yanber.

"Francis acepta la propuesta de los bancos, hacemos una negociación y se acepta nuestra propuesta por parte de los bancos.

"Luego Francis y yo resolvemos el tema del capital para que la empresa produzca y recupere lo que había dejado.

Invitamos a un inversionista institucional que, en principio entra como un papel de acreedor, pero tiene un componente que le da la oportunidad de convertirse en socio eventualmente".

– ¿Compraron toda la operación de Yanber?

– Toda la operación. Desde Costa Rica, Colombia, Panamá, Puerto Rico, Guatemala, Nicaragua.

– ¿Quién es ese inversionista institucional?

– Por ahora me reservaría el nombre porque no recuerdo si hay una cláusula de confidencialidad.

– ¿Cuánto capital ha inyectado?

– Hay una primera inversión de $7 millones para solucionar la demanda de producto. Pero no se descartan inversiones adicionales, conforme mejor le vaya requerirá más dinero.

– ¿Al comprar ustedes pagan la deuda que tenía Yanber con los bancos privados y proveedores?

– Lo acordado en la Junta de Acreedores prevalece. Nosotros asumimos las responsabilidades que se establecieron en el acuerdo y nos hacemos cargo de la deuda de Yanber con los bancos del Estado y los proveedores que legalizaron sus deudas.

"Pero ahora la empresa queda en una posición capitalizada, porque su deuda la convirtieron en capital. Pero ahora la carga financiera de Yanber es más manejable, menos de una tercera parte de lo que fue, entonces la empresa puede asumir su responsabilidad".

– ¿Se le pagó a los bancos privados?

– Hay una transacción donde los bancos privados nos venden a Francis y a mí; y dejan su posición de socios.

– ¿En cuánto se vendió?

– No le puedo decir, estoy obligado a respetar una cláusula de confidencialidad.

LEA: Crisis de Yanber logró evadir controles de riesgo en bancos

– La deuda de Yanber ascendía a $64 millones. ¿Esa fue la que bajó una tercer parte?

– El acuerdo suponía que de la deuda financiera solo quedaba la deuda con los bancos del Estado, que asciende a $26 millones. Con los bancos fue una restructuración a largo plazo.

"El compromiso de Yanber con los bancos estatales quedó tal cual, seguiremos cumpliendo con los compromisos".

– El fideicomiso realizó la auditoría forense y mostró lo que sucedió en Yanber. ¿Se investigará?

– Aquí hay que separar Yanber, sus dueños y la operación. Por otro lado, está lo que hicieron los antiguos dueños de Yanber para llevar a la compañía a lo que sucedió.

"Con respecto a la segunda, es poco o nada lo que le puedo decir. Creo que es algo que se deberá analizar y tomar las medidas necesarias, pero va más allá de lo que pasa hoy".

– ¿Ustedes tienen interés en demandar?

– Nosotros, como dueños, no tenemos ningún interés particular, podríamos ayudar con la entrega de información relevante; pero ni don Francis Durman ni yo tenemos interés en perseguir ese objetivo.

– La auditoría forense contratada por los bancos mostró que no se sabía qué había pasado con el fondo de cesantía de los trabajadores. ¿Puede detallarnos lo que ocurrió?

– Esta empresa está viva por un montón de factores: los clientes, la imagen de Francis Durman, los proveedores; pero particularmente: los empleados. Los empleados han puesto plata, ellos están ahí esperando que entre la materia prima para producir. Ellos saben que esta es su empresa, por la que han trabajado durante muchos años y que por razones que no tiene nada que ver con ellos entró en problemas.

"La nueva administración, los nuevos socios estamos claramente comprometidos con todos los derechos de los empleados con todas las cosas y darles lo que necesitan y tener paz. Por ejemplo, hace un año no sabían si iban a tener el pago de aguinaldo, hoy la compañía tiene reservado completo el pago de aguinaldo".

– ¿Se logró determinar qué se hizo con todos los recursos que don Samuel Yankelewtiz pidió prestados a los bancos? ¿Fue para la empresa?

–La verdad no sabría cómo responder esa pregunta.

LEA TAMBIÉN: Yanber obtuvo $37 millones de bancos 7 meses antes de crisis

– ¿Invertirán don Francis y usted dinero en Yanber, adicional a los recursos de la compra de la empresa?

– Esto es un negocio que tiene una expectativa muy favorable. Sobre todo por el liderazgo de don Francis que conoce la industria. Claramente sí deseamos invertir, es algo que tiene sentido.

– ¿Cuánto han invertido?

– Se invirtieron $2 millones. Luego vino la capitalización, que se acaba de hacer después de la venta.

– ¿Los banco privados quedan satisfechos (con el arreglo) tras la compra?

–Claramente. Ellos hacen una asamblea, se sientan, votan la propuesta y se aprueba. Entonces claramente es algo que tiene la completa satisfacción de los dueños.

– ¿Cómo está la parte operativa de la empresa y la demanda de producto?

– El tema claro es que Francis conoce muy bien esta industria. Aunque hay una diferencia de hacer productos de resina y tubos, pero Francis y yo vemos una posibilidad de replicar el caso exitoso de Durman Esquivel. Fue una empresa que pasó de ser local, a ser una que tenía ventas desde México a Argentina.

"Entonces, ¿qué sigue en el corto plazo?, operativamente atender la demanda de Yanber porque antes no tenía capital de trabajo.

"Lo de mediano plazo es un proceso de hacer eficiente a la compañía y deshacerse de algunos activos que no son estratégicamente relevantes y utilizar los recursos para lo que sí es estratégico.

"Luego tener una estructura de capital que sea consistente con un competidor internacional, adoptar estándares internacionales de financiamiento, de mercados, de innovación, de qué cosas somos capaces de producir aquí, cuáles en otros países, qué talento tenemos que recoger, para dar más valor agregado. Hay un plan estratégico que se desarrollará".

– ¿Qué activos no son de interés para el negocio?

– Hay algunos terrenos en zonas donde ya no es estratégico desarrollar actividad, acciones de compañías que son buenas, pero el capital estaría mejor invertido en la operación de Yanber más que en otras cosas. La idea es monetizar esos activos.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.