Por: Marvin Barquero.   30 agosto
Ver más!

Una reducción en el aporte por el Seguro de Enfermedad y Maternidad, que se aplicará durante cuatro años, es el gancho de un programa del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para atraer a microempresas de todas las áreas.

La medida está en un reglamento que pronto saldrá a consulta mediante la publicación en el diario La Gaceta y otorga el pago de 4,25% sobre el salario del trabajador en el primer año, mientras la cuota establecida es de 9,25%. Durante los siguientes tres años se aplicará un aumento del 1% anual y al iniciar el quinto año el microempresario deberá cancelar el 9,25% establecido para la generalidad.

Este plan busca traer a la formalidad a los nuevos emprendimientos y beneficia a microempresas que emplean de uno a cinco trabajadores.

Gabriela León, directora de la Dirección de Pequeña Empresa del MEIC, explicó que la iniciativa pretende propiciar la creación, desarrollo y fortalecimiento de las empresas que se establecen en el país, beneficiando a compañías de los sectores de agricultura, industria, comercio y servicios.

La reglamentación indica que se benefician las nuevas microempresas, pues las que tienen cotización en la Caja, se supone, ya están en capacidad de pagar la cuota total del seguro de enfermedad y maternidad.

León detalló que el reglamento ya fue aprobado por la junta directiva de la CCSS, el 30 de julio pasado. Sin embargo, debe pasar el proceso de publicación en La Gaceta, y luego el de consulta pública de un mes. Hasta ahora no se ha publicado en el diario oficial, para luego iniciar ese periodo.

El programa del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) beneficiará a microempresas de todos los sectores, calificadas así porque tienen entre uno y cinco empleados. Foto: Archivo

Un requisito fundamental para acceder al beneficio es estar inscrito como microempresa ya sea en el MEIC o en el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG); en este último caso lo deben hacer solo las compañías que se dediquen a cosechar bienes primarios, es decir, sin ninguna transformación. El resto lo deben hacer en el MEIC.

¿Para quiénes?

El acceso a este beneficio será para microempresas así definidas por contar entre uno y cinco empleados, y que además cumplan con algunos requisitos.

Para iniciar el trámite con miras a obtener el descuento, la microempresa debe ir al MEIC o al MAG a registrarse y, para concretar esto, tiene que cumplir dos de tres requisitos: estar registrada en la Caja Costarricense de Seguro Social, estar inscrita como contribuyente en la Dirección de Tributación del Ministerio de Hacienda y tener una póliza de riesgos del trabajo con el Instituto Nacional de Seguros (INS).

Con dos de esos tres requisitos puede iniciar el trámite para registrarse en el MEIC o en el MAG, de acuerdo con un resumen del reglamento que se puso en circulación. El reglamento total no será público sino hasta que se publique en La Gaceta para iniciar el periodo de consultas.

Según León, el trámite en el MEIC es sencillo, donde se presentan los documentos de comprobación de requisitos, ya sea personalmente o en el Sistema de Información Empresarial Costarricense (SIEC), en línea. En este último caso, explicó, el sistema va guiando los pasos.

La documentación o solitud se revisa en el periodo de los cinco días hábiles siguientes y luego se otorga la acreditación de microempresa y a partir de ahí entra al proceso de cargas sociales diferenciadas.

Cada año, la microempresa deberá renovar su registro, mediante una declaración jurada. Sin esto, pierde su beneficio, así como si se disuelve, se declara en quiebra o se declara en insolvencia.

También quedaría fuera del programa si el servicio de inspección de la CCSS registra procesos de investigación por eventuales incumplimientos en las obligaciones patronales o de trabajadores independientes.

Según León, es difícil determinar cuántas empresas podrían acceder al nuevo sistema, aunque dijo que manejan algunas estimaciones que no reveló. En este sentido, explicó que al estar más firmas en el sistema, el seguro de salud, la caja percibirá lógicamente un mayor ingreso.

Formalización

Dentro de los objetivos fundamentales de esta iniciativa está contribuir en la formalización de las microempresas, pues se registran tanto en la Dirección de Tributación como contribuyentes, como en la CCSS y en el MEIC o MAG.

También se logra, mediante este mecanismo, aumentar la cobertura de los contribuyentes al seguro de salud y al régimen de invalidez, vejez y muerte, explica el MEIC en un resumen del reglamento.

Los empresarios deben cumplir con el requisito de mantener vigente su registro ante el MEIC o el MAG, durante todo el periodo, lo cual garantiza que haya un acomodo hacia la formalidad.

También se garantiza que aunque crezcan en número de empleados se les mantendrá el beneficio sobre los cinco más antiguos, lo que no frena sus opciones de avance.

El director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), Francisco Gamboa, dijo que ese gremio propuso esta iniciativa desde hace muchos años y que ahora ve con muy buenos ojos que se haga realidad.

“La Cámara apoya la esencia del reglamento porque incluso fue una propuesta que esta entidad puso, hace muchos años, sobre la mesa.”, recordó Gamboa.

Agregó que en este proceso el sector empresarial fue consultado para elaborar el reglamento que ahora saldrá a consulta y que la Cámara hizo llegar sus observaciones, que ya fueron incluidas en el documento aprobado por la junta directiva de la CCSS.