Marvin Barquero. 13 mayo
El sector comercial prácticamente se paralizó con la pandemia. Testigos de eso son los pocos transeúntes en la Avenida Central de San José. Foto: Jeffrey Zamora
El sector comercial prácticamente se paralizó con la pandemia. Testigos de eso son los pocos transeúntes en la Avenida Central de San José. Foto: Jeffrey Zamora

El sector comercial estima pérdidas por más de ¢504.000 millones en las primeras ocho semanas de la emergencia nacional por la covid-19, lo que equivale al 1,5% del producto interno bruto del país, según un informe divulgado por la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR).

Además, 91% de los comercios enfrenta bajas en sus ventas respecto a la situación anterior al nuevo coronavirus, y el 40% de ellos sufre una disminución superior al 75%, consecuencia de la pandemia.

Los datos provienen del último sondeo regional realizado en conjunto con la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) que abarcó cerca de 1.100 empresas y cuyos resultados se dieron a conocer este miércoles 13 de mayo.

La situación afecta fuertemente a los 18.000 negocios comerciales estimados en Costa Rica y a sus empleados.

El estudio evidencia que el sector comercial ha perdido más de 23.000 empleos, mientras que se han suspendido cerca de 21.500 plazas, por lo que en total se han visto afectados 44.609 trabajadores del sector, advierte la CCCR en un comunicado.

La cámara explicó también que las grandes empresas del sector (con más de 100 colaboradores), alcanzan solo el 1% de los 18.282 comercios formales de Costa Rica, más de 13.000 son microempresas (73%), por lo que el 26% restante corresponde a pequeños y medianos empresarios.

En este escenario, continúa la cámara, solo el 13% de los comercios tiene completa seguridad de soportar las condiciones actuales y poder operar en las próximas cuatro semanas.

Para llegar a obtener estas cifras, el gremio comercial aclaró que cruzó los resultados del sondeo hecho en la octava semana de impacto del coronavirus con información país y diversos estudios realizados por la cámara.

La encuesta revela que 54% de las empresas estima pérdidas de ventas superiores al 50%, en las primeras ocho semanas de emergencia, mientras que 44% de los comerciantes se ha visto obligado a reducir su personal.

Otros datos del sondeo indican que el 61% de las empresas han establecido teletrabajo para una parte o todos sus colaboradores; el 44% se han acogido a la flexibilidad de horarios para hacerle frente a la crisis; y el 71% se han visto obligadas a reducir operaciones de alguna forma, incluyendo una menor producción y cierre de sucursales.

A futuro, la consulta encontró que 21% de las empresas suspenderá temporalmente sus operaciones y 18% se verá obligado a un cierre definitivo, de mantenerse las condiciones actuales durante las próximas cuatro semanas.