Marvin Barquero.   15 agosto
Pese a los ajustes, Avianca mantiene una operación que llama importante en Costa Rica. Aquí la atención de una aeronave en el aeropuerto Juan Santamaría, en marzo de este año. Foto: Albert Marín.

La aerolínea Avianca anunció que completó la venta de 39 aeronaves, dentro del avance del plan de ajuste estratégico, al informar este jueves 15 de agosto acerca de los resultados del segundo trimestre del año.

Según un comunicado de la compañía, la simplificación de la flota incluyó la salida de 13 aviones Cessna 208 y dos ATR 42 debido a la venta de las aerolíneas Sansa y La Costeña, la venta de 14 aviones de la familia 320 a la compañía estadounidense Fortress Transportation and Infrastructure Investors y la totalidad de la Flota Embraer (10 aviones).

Esta empresa completó el acuerdo para la venta de su participación en la costarricense de vuelos locales Sansa en abril pasado.

El paso concreto de la venta de aviones se inserta dentro de la estrategia de transformación “Avianca 2.021”, la cual busca fortalecer la competitividad de la compañía al implementar estrictos ajustes financieros, optimizaciones operacionales, simplificación de flota y ventas de activos no estratégicos, detalló la empresa en el comunicado.

El director financiero de la aerolínea, Adrián Neuhauser, resaltó el avance en el plan estratégico. "Somos una administración entrante que tiene como prioridad mejorar los números que recibimos y fortalecer la confianza de nuestros clientes y del mercado. Hemos enfocado los esfuerzos en re-perfilar la deuda y consolidar nuestra estructura de capital, mientras que ajustamos la operación y mejoramos la entrega del servicio. En las semanas que llevamos en la compañía hemos rediseñado la red, empezando por la cancelación de 25 rutas no rentables; vendimos 24 aviones de nuestra flota y continuamos con la desinversión en negocios no estratégicos, como Getcom, Sansa y La Costeña, ventas que representaron la salida de 15 aviones adicionales”, declaró el ejecutivo.

El informe indica que la empresa cerró el segundo trimestre (abril-junio) de este año con ingresos operacionales que se ubicaron en $1.100 millones, registrando una disminución del 6,9% frente al primer trimestre del 2019.

El informe del trimestre indica, además, que se transportaron 7,55 millones de pasajeros durante el periodo, con un crecimiento del 2,7% en comparación con el mismo lapso de 2018. De igual forma, se consolidó un factor de ocupación de 81,8%.

Asimismo, durante el segundo trimestre se anunció la decisión de diferir temporalmente el pago de ciertos arrendamientos y pagos de capital en algunos préstamos, reflejando la mayoría de la deuda como deuda de corto plazo mientras se renegocian extensiones con los acreedores, detalló el informe presentado por Neuhauser.

Avianca también recordó los ajustes en los servicios que se concretaron en los primeros seis meses de este año. Se cancelaron, específicó, 25 rutas y se redujeron frecuencias. Los ajustes tuvieron lugar principalmente en los mercados de Centroamérica, Norteamérica y Perú. De igual forma, continuó, se redistribuyó capacidad en algunas rutas, aumentando vuelos desde Bogotá a Cali, Medellín, Bucaramanga, Santiago de Chile, Orlando (Estados Unidos) y Barcelona (España), buscando así ubicar los recursos en las rutas más rentables.