AFP . 25 agosto
El despido se concretará si la empresa no recibe antes de esa fecha nuevas ayudas gubernamentales para limitar el impacto de la pandemia de covid-19 en sus operaciones. (Foto ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP)
El despido se concretará si la empresa no recibe antes de esa fecha nuevas ayudas gubernamentales para limitar el impacto de la pandemia de covid-19 en sus operaciones. (Foto ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP)

La aerolínea estadounidense American Airlines anunció, este martes 25 de agosto, que despedirá a 19.000 empleados en octubre si no recibe antes de esa fecha nuevas ayudas para limitar el impacto de la pandemia de covid-19 en sus operaciones.

American Airlines y el resto de las grandes aerolíneas estadounidenses recibieron un total de $25.000 millones por parte del gobierno, en marzo, y a cambio de esa ayuda se comprometieron a no despedir a trabajadores hasta el 30 de setiembre.

Pero cuando esa ayuda financiera se aprobó, “pensábamos que el 30 de setiembre el virus estaría bajo control y la demanda de billetes de aviones habría regresado. No es el caso”, advirtieron directivos de American Airlines en una carta dirigida, este martes, a sus trabajadores y transmitida al supervisor de la bolsa estadounidense.

Desde entonces, más de 12.500 empleados decidieron abandonar la compañía y 11.000 tomaron una licencia sin sueldo, pero esos “sacrificios” no bastaron para compensar la caída de la actividad de la empresa, lamentaron el director ejecutivo, Doug Parker, y el director de operaciones, Robert Isom, en esa carta.

American Airlines prevé que solo podrá volar al 50% de su capacidad en el cuarto trimestre.

Con la pandemia, sus vuelos internacionales de larga distancia apenas representan 25% de los operados en 2019 y tomó además la decisión de cerrar algunas líneas hacia pequeños aeropuertos.

La empresa, que tenía más de 130.000 empleados a tiempo completo en marzo, necesitará 40.000 personas menos en octubre. En julio ya había advertido de que podría despedir a hasta 25.000 personas.

La mayoría de las empresas y sindicatos del sector presionan desde hace semanas para obtener una nueva ayuda para las aerolíneas, y varios congresistas, demócratas y republicanos, apoyaron esa iniciativa.

Pero una decisión en la materia depende de un plan más amplio de apoyo a la economía por la covid-19, sobre la que los responsables políticos aun no se han puesto de acuerdo, expresaron los directivos de American Airlines.