AFP .   9 enero
El modelo A380, el avión de pasajeros más grande que existe, tiende a quedar aparcado por falta de demanda. FOTO AFP

El fabricante aeronáutico europeo Airbus entregó 566 aviones comerciales en 2020, un tercio (34%) menos que el año anterior, a consecuencia de las dificultades de las aerolíneas por el covid-19, informó la compañía este viernes.

La empresa firmó a lo largo del año 268 órdenes de compra netas (383 si no se tienen en cuenta las anulaciones y modificaciones de encargos), en comparación con las 768 del año precedente, lo que significa un hundimiento del 65%.

Las entregas son un indicador fiable de la rentabilidad en el sector aeronáutico, principalmente porque los clientes pagan la mayor parte de la factura cuando reciben los aparatos.

Las aerolíneas, sin embargo, sufren por el hundimiento del tráfico aéreo, y algunas intentan aplazar o anular directamente las entregas.

"Para superar las restricciones de viajes internacionales, los equipos de Airbus han desarrollado una solución innovadora, las 'entregas electrónicas', que representaron más del 25% de las entregas en 2020. Ese dispositivo permitió a nuestros clientes recibir sus aviones sin que sus equipos necesiten viajar", indicó Airbus.

El fabricante disminuyó igualmente su ritmo de producción en un 40%.