Negocios

Airbnb lanza nuevos protocolos de limpieza para reanimar las reservas del golpe del coronavirus

Acciones incluyen uso máscaras y guantes para los anfitriones, limpiadores y desinfectantes que estén aprobados por las autoridades reguladoras, además de un periodo de 24 horas entre una y otra ocupación del inmueble

Airbnb anunció este lunes 27 de abril nuevos protocolos para limpiar y desinfectar las propiedades que ofrece, en un esfuerzo por tranquilizar a los viajeros y reactivar las reservas en la plataforma, tambaleante por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa que se lanzará en mayo pide “procedimientos y guías mejoradas sobre cómo limpiar cada habitación de una casa”, y suma un programa de certificación para identificar las propiedades que cumplan con los nuevos estándares.

Airbnb dijo que la nueva política de seguridad se basa en la orientación de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y las recomendaciones de otros expertos en la materia, en medio de señales que apuntan a una disminución de las restricciones antipandemia en algunos países.

“A medida que los gobiernos manejan la crisis de salud y comienzan a revisar las restricciones antes de reabrir sus comunidades para los viajes, en Airbnb trabajamos duro para apoyar a nuestra comunidad y prepararnos para el futuro de los viajes, centrándonos en la salud y la prevención”, dijo la compañía, en un comunicado.

El protocolo de limpieza de los anfitriones incluirá “información específica sobre la prevención del covid-19, como el uso de equipos de protección personal, como máscaras y guantes para los anfitriones y limpiadores, y desinfectantes que estén aprobados por las autoridades reguladoras”.

Las nuevas normas incluyen un periodo de espera de 24 horas entre cada ocupación del inmueble.

Los anfitriones que no puedan cumplir con el nuevo protocolo de limpieza podrán optar por un "período intermedio" de 72 horas, en el que no se permitirá tomar reservas.

La industria del turismo recibió un golpe duro y masivo a causa de la pandemia del nuevo coronavirus.

Airbnb, uno de los pilares de la economía “colaborativa”, habría desistido de lanzar una oferta pública de acciones, pero en contrapartida recaudó $1.000 millones en nuevas acciones para paliar la crisis.

La empresa originaria de San Francisco también acordó reembolsar unos $250 millones a los anfitriones que sufrieron cancelaciones relacionadas con el virus.

Airbn dijo que espera que los nuevos protocolos ayuden a contribuir a la recuperación del golpeado sector turístico.