Economía

Juzgado aplaza para finales de octubre decisión sobre futuro de Casa Blanca

Decisión se tomó porque bancos solicitaron más tiempo para estudiar plan de salvamento. Empresa deberá entregar estados financieros auditados del 2020 y con corte a julio de este año.

El Juzgado Concursal prorrogó, hasta finales de octubre próximo, la decisión de la junta de acreedores sobre el futuro de la empresa Casa Blanca.

El juez Sergio Huertas tomó dicha determinación, después de una sesión virtual de cuatro horas, a solicitud de varias entidades bancarias que solicitaron más tiempo para estudiar el nuevo plan de salvamento presentado por la empresa, el pasado 11 de agosto.

Adicionalmente, Land Business, propietaria de Casa Blanca, deberá entregar los estados financieros auditados por Deloitte, a diciembre del 2020, y con corte a julio de este año.

“Sí se aplazó. Los acreedores querían más información antes de votar. Entonces la información (estados financieros) se va a agregar al expediente para que los acreedores consulten y analicen las propuestas con más criterio”, dijo Francisco Luis Vargas, abogado de la empresa en el proceso concursal.

Vargas añadió que la discusión se retomará una vez hecho el análisis por parte de los acreedores.

“Fundamentalmente se pidieron cuestiones financieras y contables“, afirmó el abogado.

Entre tanto, Carlos Fernández, exbanquero y representante del grupo de inversionistas privados, confirmó que el tiempo adicional lo solicitaron los representantes legales del Banco de Costa Rica (BCR), el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) y Banco Lafise.

“La información es para que los bancos analicen la situación financiera al cierre del 2020 y el corte del 2021, ver las proyecciones financieras y opinar sobre la propuesta”, enfatizó Fernández.

Casa Blanca acudió al Juzgado Concursal, en enero del 2017, para enfrentar un problema de liquidez y poder renegociar sus deudas financieras.

Cuando se presentó el proceso judicial, el pasivo de la empresa ascendía a ¢38.253 millones, pero la compañía logró arreglos de pagos para reducirla.

La propuesta de Land Business S. A., para evitar la quiebra de la empresa, plantea cancelar la deuda de ¢20.509 millones e intereses por ¢7.996 millones en al menos 15 años.

Para reducir el pasivo, la empresa propone darle al Banco de Costa Rica (BCR) dos propiedades como dación de pago, las cuales tienen un valor de ¢2.846 millones, según la compañía.

Además, del monto de ¢10.885 millones de deudas con inversionistas privados, entre principal e intereses, se capitalizarían ¢7.796 millones y las personas recibirían acciones comunes de la empresa.

Adicionalmente, los socios de Land Business se comprometen a efectuar un nuevo aporte de capital equivalente a ¢1.415 millones.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.