10 enero, 2013

Roma. (AFP). El precio de los alimentos bajó de media el 7% en el mundo en el 2012, según el índice que elabora la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), divulgado hoy jueves en Roma.

“El índice tuvo en el 2012 un promedio de 212 puntos, es decir, un 7,0% menos que en 2011”, precisa la nota, que indica que en diciembre los precios de los alimentos bajaron por tercer mes consecutivo.

Según la FAO, el descenso en diciembre, con el índice en 209 puntos, estuvo motivado por caídas en los precios internacionales de los principales cereales, aceites y grasas.

“El mínimo anterior del índice en 2012 fue en junio, con 200 puntos”, observa la FAO.

Las mayores caídas fueron registradas en el azúcar (17,1%), productos lácteos (14,5%) y aceites (10,7%). Los descensos fueron mucho más modestos en los cereales (2,4%) y la carne (1,1%), subraya la agencia especializada de Naciones Unidas, cuya sede central se encuentra en Roma.

“El resultado marca una inversión respecto a la situación en julio pasado, cuando las fuertes alzas de los precios provocaron temores de una nueva crisis alimentaria”, reconoció Jomo Sundaram, subdirector general de la FAO, responsable del Departamento de Desarrollo Económico y Social.

“La coordinación internacional en particular a través del Sistema de Información sobre Mercados Agrícolas (AMIS, por sus siglas en inglés), así como la disminución de la demanda en una economía internacional estancada, ayudaron a que la subida de precios fuese de corta duración y se calmaran los mercados, de manera que los precios terminaron en el 2012 por debajo de los niveles del año anterior”, declaró.

Después de haber subido entre julio y setiembre del 2012, “debido a las incertidumbres sobre la producción y la escasez de suministros”, subraya la FAO, que recuerda que los precios de exportación de los cereales cayeron por una menor demanda de grano para alimentos y usos industriales.

La FAO estima que en diciembre, los precios del maíz descendieron con fuerza, con abundantes suministros para la exportación en Sudamérica que aliviaron la presión del mercado.

Los precios del arroz también bajaron en diciembre con la expectativa de buenas cosechas, pero los valores del trigo variaron poco ya que el comercio se mantuvo retraído.

Aceites y grasas continuaron su descenso, según la agencia, que registró la cuarta caída mensual consecutiva y el nivel más bajo desde setiembre del 2010.

“La razón principal fue la continua acumulación de grandes existencias de aceite de palma a nivel mundial”, sostiene.

Los precios de la carne también bajaron, pero ligeramente y los precios de todas las categorías se mantuvieron cercanos a sus niveles de noviembre, con excepción de la carne de cerdo, que cayó un 2,0% (3 puntos).

Los precios de productos lácteos se estabilizaron tras subir desde los mínimos de mediados de año.