El índice de referencia del parqué neoyorquino subió 11,11 puntos hasta los 16.179,08 unidades

 19 diciembre, 2013

Nueva York

Wall Street cerró con un imperceptible ascenso y el Dow Jones de Industriales subió un 0,07%, marcando su vigesimoprimer máximo histórico de 2013, en una jornada de moderación después del "rally" disparado por la decisión de la Reserva Federal de reducir su política de estímulo.

La sesión de la bolsa neoyorquina cerró dispar.
La sesión de la bolsa neoyorquina cerró dispar.

Al cierre de la cuarta sesión de la semana, el índice de referencia del parqué neoyorquino subió 11,11 puntos hasta los 16.179,08 unidades, tras una jornada en la que se movió en el límite entre las pérdidas y las ganancias pero que consiguió cerrar asomado a los números verdes y apuntándose un nuevo récord.

En cambio, el selectivo S&P 500 bajó un 0,06%, perdiendo 1,05 puntos hasta las 1.809,60 unidades, y el índice compuesto Nasdaq restó un 0,29% que rebajó 11,93 puntos hasta las 4.058,14 unidades.

Después de la espectacular carrera que las cotizaciones iniciaron ayer al conocerse que la Reserva Federal confirmaba sus temores de que la política de estímulo comenzara a aminorar sus inyecciones económicas (que a partir de enero serán de $75.000 millones y no $85.000 como hasta ahora) , los mercados vivieron una sesión casi estática, de procesamiento del calado de la nueva situación.

El día "de resaca" posterior a la que fue considerada una de las jornadas más importantes de 2013 para la economía estadounidense estuvo marcada por las discusiones entre los analistas sobre cuál será el verdadero efecto de lo sucedido ayer y salpicada por algunos datos macroeconómicos de leve incidencia en las cotizaciones.

Primero, el Departamento de Trabajo informó que la cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó en 10.000 y se situó la semana pasada en 379.000, la más alta desde fin de marzo.

Este dato es solo aparentemente negativo, pues refleja las fluctuaciones que habitualmente ocurren en la temporada de fiestas cuando las empresas contratan trabajadores por poco tiempo, que luego son despedidos.

Además, el ritmo de ventas de casas usadas en noviembre bajó un 4,3%, la tercera disminución mensual consecutiva, lo que hizo que la tasa anual de 4,9 millones de unidades, según datos de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

El ritmo de las ventas en noviembre fue el más lento desde diciembre de 2012 y estuvo por debajo de los cinco millones de unidades que esperaba la mayoría de los analistas.

Con este contexto económico, el Dow Jones cerró con once de sus treinta componentes con ganancias, siendo las únicas destacables las de la petrolera Chevron, que ascendió un 1,22%, las de la empresa de entretenimiento Walt Disney (1,07%) y la tecnológica IBM (0,85%). Las tres empresas mantuvieron esa posición predominante desde la media sesión.

Etiquetado como: