Indicadores

Se acelera aumento en los precios al consumidor

Índice subió 1,91% en los últimos 12 meses. Influye incremento en los precios de los combustibles y que se compara con un nivel que bajó el año pasado con la pandemia.

El índice de precios al consumidor aumentó un 1,91% en los últimos 12 meses, informó la mañana de este miércoles 7 de julio el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Con este resultado el indicador mantiene una tendencia a la aceleración que arrancó en marzo del 2021 en la cual influye el incremento en los precios de los combustibles y que se compara con un nivel del índice que bajó el año pasado con la pandemia.

Solo en el mes de junio del 2021 el indicador alcanzó un 0,54%. De los 289 bienes y servicios que integran el índice, 53% aumentaron de precio en ese mes, 33% disminuyeron de precio y 14% no presentaron variación.

Durante junio, los bienes y servicios que mostraron mayor efecto positivo (por el incremento y por su importancia en el presupuesto de los hogares) fueron: gasolina, cebolla y aceite. Por otra parte, limón ácido, culantro y gas licuado figuraron entre los principales con mayor efecto negativo.

En el primer semestre del año el indicador aumentó un 0,76%.

El índice de precios al consumidor es importante no solo como indicador para los hogares, sino también porque se utiliza como referencia para ajustar tarifas públicas, los salarios mínimos, las pensiones, los contratos de viviendas de alquiler y los impuestos a los combustibles.

Perspectivas institucionales

Para los próximos meses una de las principales amenazas sobre la inflación interna es el incremento que registran los precios de las materias primas.

El 5 de julio pasado el Banco Central informó que los precios de las materias primas alcanzaron en mayo del 2021 el valor más alto en ocho años, según un nuevo indicador que comenzó a calcular la entidad.

El Banco Central había indicado, en un comunicado emitido el 17 de junio pasado, que pese a esta situación, la inflación continuaría por debajo del 2% en lo que resta del 2021.

“La recuperación de la demanda mundial ha llevado a un incremento en los precios internacionales de las materias primas y a un repunte en la inflación de muchos países. Pese a ello, la mayoría de los bancos centrales mantienen una política monetaria laxa, pues estiman que el repunte en la inflación es principalmente transitorio y que, en todo caso, debe ser acomodado para seguir estimulando la recuperación”, indicó el Banco en dicha comunicación.

En ese mismo reporte, la autoridad monetaria explicó que las moderadas tasas de inflación general y subyacente que tiene el país son consecuentes con la prevalencia de presiones desinflacionarias en la economía costarricense desde el 2019: una brecha del producto negativa (la producción de Costa Rica continuará por debajo de su nivel potencial), una alta tasa de desempleo y bajas expectativas de inflación a 12 meses (1,02% en junio del 2021, según las expectativas de mercado).

“De manera prospectiva, los modelos de pronóstico del Banco Central señalan que la inflación continuaría por debajo de 2% en lo que resta del 2021 y en el 2022”, aseveró la entidad.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en sus perspectivas económicas para Costa Rica publicadas el lunes 31 de mayo, indicó que es de esperar que la inflación suba lentamente.

“La demanda interna se reforzará en el segundo semestre de 2021, a medida que se levanten las restricciones a la actividad y avance la campaña de vacunación. La inflación subirá lentamente, pero permanecerá por debajo de la tasa objetivo del 3%, ya que la capacidad productiva ociosa sigue siendo considerable”, indicó este organismo.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).