Patricia Leitón. 28 marzo

La producción trimestral aumentó un 3,2% en el último trimestre del 2017 con lo cual cambió la tendencia hacia la desaceleración que tuvo en los seis trimestres anteriores, según la información que publicó la noche de este miércoles 28 de marzo el Banco Central.

Este mes inauguraron la nueva escuela Finca La Caja en la Carpio. Según el Banco Central la ejecución de inversión pública mejoró hacia final de año, poniendo de manifiesto el avance en proyectos de infraestructura portuaria, educativa y de agua y alcantarillado. Fotos Melissa Fernández
Este mes inauguraron la nueva escuela Finca La Caja en la Carpio. Según el Banco Central la ejecución de inversión pública mejoró hacia final de año, poniendo de manifiesto el avance en proyectos de infraestructura portuaria, educativa y de agua y alcantarillado. Fotos Melissa Fernández

El 3,2% es la variación trimestral anualizada, eso significa que se compara el IV trimestre del 2017 respecto al III trimestre del 2017 y se proyecta a un plazo de 12 meses. Esta es una medida que permite valorar el rumbo de la producción en el corto plazo y fue la que consideró el Banco Central en su documento explicativo.

Variación de cada trimestre respecto al anterior y proyectada a 12 meses.
Variación de cada trimestre respecto al anterior y proyectada a 12 meses.

La producción calcula por la vía del gasto (gasto de los hogares (consumo), de las empresas públicas y privadas (inversión), del Gobierno General y del sector externo (exportaciones menos importaciones) o por el valoe que añade cada industria.

Inversión pasó de caer a subir

Según el desglose por la vía del gasto, en el repunte influye principalmente el crecimiento en la formación bruta de capital (inversión), que aumentó 8,2% en el IV trimestre del 2017, luego de caer 9,5% en el III trimestre de este año.

“La formación bruta de capital fijo, luego de mostrar una evolución negativa en los trimestres previos, aumentó 8,2% explicada por una mayor inversión en maquinaria y equipo (vinculados con la industria manufacturera y de comunicaciones)", informó el Banco Central en el comunicado.

"Además, la ejecución de inversión pública mejoró, poniendo de manifiesto el avance en proyectos de infraestructura portuaria, educativa y de agua y alcantarillado. El resultado anterior fue parcialmente atenuado por la reducción en la inversión privada, tanto en edificios residenciales como no residenciales”, añadió la autoridad.

En el aumento en la producción del último trimestre del 2017 también influye el aumento en el consumo de los hogares, el cual pasó de 2,4% en el III trimestre del 2017 a 2,6% en el IV trimestre.

“Este resultado aunque positivo es inferior a la variación media de 2016, lo que es coherente con los resultados de la Encuesta de Confianza de los Consumidores y con el comportamiento del ingreso disponible real y en el financiamiento bancario dirigido a crédito para consumo” explicó el Banco Central.

Según los resultados de la encuesta de confianza de los consumidores elaborada por la Universidad de Costa Rica durante el 2017 prevaleció un ambiente de incertidumbre entre los consumidores ante la situación fiscal y expectativas de aumento tasas de interés y tipo de cambio.

Por su parte, el ingreso disponible se vio afectado por el crecimiento en el precio del cóctel de hidrocarburos además del precio del trigo, productos de hierro y acero y aluminio, que se sumó a la reducción de precios de exportación de productos agrícolas (piña, raíces y tubérculos, entre otros).

Particularmente, el crédito dirigido al consumo, en colones mantuvo una variación cercana al 9,3% y en dólares creció 3,7% en el cuarto trimestre (desde 13,2% y 15,8% respectivamente, que fue la variación media de 2016).

Por su parte, el gasto del gobierno general creció 3,1% debido al efecto combinado del aumento en la contratación de nuevas plazas (principalmente en los ministerios de Educación Pública y de Seguridad Pública y en la Caja Costarricense de Seguro Social) y del incremento en la compra de bienes y servicios.

La demanda externa de bienes (exportaciones) aumentó 3,5% y la de servicios 1,8%, según la variación trimestral anualizada.

“La primera (demanda de bienes) impulsada por las ventas de piña, productos alimenticios y eléctricos mientras que la segunda, por el ingreso de turistas y la venta de servicios informáticos”, explicó el Banco Central.

Finalmente, las importaciones de bienes aumentaron 4,1%, comportamiento determinado por la mayor adquisición de bienes de consumo y de capital, coherente con la evolución del consumo privado y la inversión en maquinaria y equipo.

Aunado a lo anterior, se registró un aumento en las importaciones de servicios (7,2%), particularmente los relacionados con las licencias y derechos de uso de marcas y viajes de residentes en el exterior, explicó el Banco Central.

Consultado sobre si podría tratarse de un cambio de tendencia o podría ser una mejoría estacional, el economista Dennis Meléndez comentó que es difícil saberlo.

“La regla de dedo es esperar seis meses para hablar de un cambio de tendencia. Sería interesante ver la tendencia mensual para ver si es una tendencia marcada o un promedio de registros volátiles. Es un buen indicio, pero con tan poca información es imposible saber si marca o no una tendencia”, comentó Meléndez.

La entidad también publicó esta noche el resultado de la balanza de pagos trimestral, que resume las transacciones del país con el resto del mundo.

De esta balanza la entidad destacó la cuenta corriente (exportaciones menos importaciones de bienes y servicios, principalmente) presentó un déficit equivalente a 0,9% del Producto Interno Bruto en el 2017, el cual fue financiado con ahorro externo de largo plazo (inversión directa y endeudamiento del sector público).