Patricia Leitón. 10 mayo
El aumento de la gasolina en abril fue el más importante para los consumidores por el monto del aumento, de 7,56%, así como por la importancia de este gasto en el consumo de los hogares. Fotografia: John Durán
El aumento de la gasolina en abril fue el más importante para los consumidores por el monto del aumento, de 7,56%, así como por la importancia de este gasto en el consumo de los hogares. Fotografia: John Durán

El índice de precios al consumidor retomó en abril del 2021 un aumento interanual (de cada mes respecto al mismo mes del año anterior) por encima del 1%, impulsado por el incremento en la gasolina.

Según publicó, la mañana de este lunes 10 de mayo, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en abril del 2021 el indicador aumentó un 1,21% respecto al mismo mes del año anterior.

El último incremento interanual por encima del 1% se registró en marzo del 2020, cuando alcanzó 1,90%.

No obstante, la variación interanual se mantiene por debajo del rango meta definido por el Banco Central, entre 2% y 4% para este año. Ahora bien, sí se acerca a las tasas promedio que tiene previstas el emisor para este año y el 2022.

En su Informe de Política Monetaria, de abril del 2020, el Banco Central indicó que los modelos de pronóstico señalan que para el resto del 2021 y en el 2022 la inflación se mantendría por debajo del rango de tolerancia alrededor de la meta de inflación de mediano plazo (3% más o menos un punto porcentual), con tasas promedio de 1,3% y 1,4% respectivamente.

Solo en abril del 2021 el indicador aumentó 0,29% respecto a marzo anterior.

En abril, el costo de la gasolina subió 7,56% debido a dos reajustes en el precio de los combustibles, explicó Nelson Castillo, coordinador de la Unidad de Índices de Precios del Instituto.

Ese incremento fue el que tuvo el impacto más fuerte en el aumento de 0,29% que registró el indicador el mes pasado.

“También destaca el caso del aceite, con 6,90% de incremento; reparación de motor con 4,80% y el diésel, que también subió de precio, 5,44%”, detalló Castillo.

Con este resultado la variación acumulada en el año del indicador alcanzó 0,24%, debido a que en febrero había bajado.

Pese a que el indicador subió en abril, también hubo en ese mes algunos bienes y servicios que bajaron de precio como la papa, la cebolla y los huevos.

En total, de los 289 bienes y servicios que integran el índice, 52% aumentaron de precio, 34% disminuyeron y 14% no presentaron variación.

El índice de precios al consumidor es importante no solo como indicador para los hogares, sino también porque se utiliza como referencia para ajustar tarifas públicas, los salarios mínimos, las pensiones, los contratos de viviendas de alquiler y los impuestos a los combustibles.