Óscar Rodríguez. 5 abril

El incremento en el costo de los cereales y los lácteos impulsaron el alza en el índice de precios de los alimentos calculado por la FAO a nivel global.

En marzo anterior, el índice se ubicó en 172,8 puntos, lo cual significó un incremento de 1,1% comparado con el mes previo, detalló la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en un comunicado este jueves 5 de abril.

El alza de los precios del maíz, en marzo pasado, se vieron empujados por la combinación de una fuerte demanda mundial y el deterioro de las perspectivas de las cosechas en Argentina, según la FAO. En la imagen, Álvaro Marenco Ruiz trabaja en una plantación en Guanacaste. Foto: Albert Marín.
El alza de los precios del maíz, en marzo pasado, se vieron empujados por la combinación de una fuerte demanda mundial y el deterioro de las perspectivas de las cosechas en Argentina, según la FAO. En la imagen, Álvaro Marenco Ruiz trabaja en una plantación en Guanacaste. Foto: Albert Marín.

El maíz, trigo y la mayoría de los productos lácteos fueron los que más subieron de costo; mientras que hubo un descenso en los precios del azúcar y la mayoría de los aceites vegetales, recalcó la entidad internacional.

El índice de alimentos de la FAO es una ponderación que toma en cuenta los intercambios comerciales de los precios internacionales de cinco grupos principales de alimentos básicos.

Razones alcistas

La FAO, entidad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), resaltó que el precio de los cereales se elevó debido a la preocupación por temas climáticos, incluida una prolongada sequía en Estados Unidos, y las condiciones de frío y humedad en algunas zonas de Europa.

"Los precios del maíz se vieron empujados por la combinación de una fuerte demanda mundial y el deterioro de las perspectivas de las cosechas en Argentina", resaltó la organización.

En el caso de los productos lácteos, los precios subieron 3,3% en marzo de este año, comparado con el mes de febrero.

La FAO atribuyó el alza a la fuerte demanda mundial, que elevó los precios de la mantequilla, el queso y la leche entera en polvo.

Reducciones

Por otra parte, el índice de precios del azúcar de la FAO disminuyó un 3,4% en marzo de 2018, frente al mes previo.

Al compararlo con marzo del 2017, la reducción fue de 27,5% debido a las amplias disponibilidades para la exportación, recalcó la organización.

"El precio de los aceites vegetales bajó por los descensos de los aceites de soja, colza y girasol, mientras que los precios del aceite de palma se reforzaron, impulsados por las expectativas de que la Unión Europea reanude las importaciones de biodiésel a base de aceite de palma de Indonesia", destacó la entidad.

Por último, el costo de la carne se mantuvo sin variación a marzo de este año, frente al mes previo, ya que los precios de la carne de bovino disminuyeron y los de la carne de ovino y porcino aumentaron, debido a la fuerte demanda de importaciones, en especial por parte de China, según la FAO.