Patricia Leitón. 7 diciembre
Turistas cambian moneda en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Foto Adrián Soto.
Turistas cambian moneda en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Foto Adrián Soto.

El precio promedio del dólar en el mercado mayorista bajó ¢2,83 esta semana, hasta los ¢599,70 y regresó al valor que tenía a finales de octubre.

El Banco Central no intervino con operaciones de estabilización, pero sí continuó con ventas netas positivas para el sector público, pues le compró $39,8 millones a las entidades, pero les vendió $53 millones.

No obstante, el Banco Central aprovechó la mayor disponibilidad de divisas para reponer, por medio de compras en Monex, parte de las ventas de divisas que ha realizado al sector público.

Esta semana la entidad compró $21,2 millones por esta vía.

Las reservas del Banco Central alcanzaron al 5 de diciembre $6.648 millones, una reducción de $111 millones respecto al cierre de la semana pasada.

En la mayor disponibilidad de divisas influye la época del año, en la cual muchas empresas traen dólares para pagar aguinaldos e impuestos; la baja en los precios del petróleo y la menor demanda del Ministerio de Hacienda.

Según el estudio Aproximación de patrones estacionales en el mercado cambiario de Costa Rica para el periodo entre octubre 2006 y junio 2013, en los meses de noviembre y diciembre se presenta una mayor oferta de divisas en el mercado.

Esta semana, además, el Ministerio logró captar $500 millones entre inversionistas locales y extranjeros, y según expresó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, la prioridad de pago será cancelar los ¢498.000 millones al Banco Central, el 26 de diciembre.

Esta semana también la agencia calificadora de riesgo Moody’s bajó la calificación de riesgo de la deuda de Costa Rica; decisión que adversaron las autoridades. La noticia no tuvo un efecto importante esta semana, en el mercado cambiario.

El economista Manuel Zúñiga comentó que por el momento, pareciera ser que el tipo de cambio superó la zona de turbulencia y la tendencia alcista observada. Además, la estacionalidad favorece que en estas semanas fluya más dólares.

“La aprobación del plan fiscal aclara momentáneamente el panorama despejando la incertidumbre en materia fiscal de los últimos meses. Lo anterior minimiza el efecto traspaso desestabilizador desde el desequilibrio fiscal hacia el hacia el tipo de cambio”, opinó Zuñiga.