AFP . 9 octubre
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (FED), asiste a un panel en el Edificio de la Junta de la Reserva Federal en Washington. Fotografía: AP.
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (FED), asiste a un panel en el Edificio de la Junta de la Reserva Federal en Washington. Fotografía: AP.

Washington. Miembros de la Reserva Federal (FED) se tornaron más temerosos al advertir que el enlentecimiento mundial y las guerras comerciales de Donald Trump pueden lastrar al empleo y a la economía estadounidense en general, según un documento de la entidad, divulgado este miércoles 9 de octubre.

Aún cuando de momento las perspectivas siguen siendo buenas, datos económicos más débiles acechan el horizonte, advierte la minuta de la última reunión de política monetaria de la FED, el banco central de Estados Unidos de América (EUA).

“En general, los participantes de la reunión se mostraron más preocupados con las tensiones comerciales y las influencias económicas mundiales”, dice el texto sobre lo examinado en las deliberaciones de los días 17 y 18 de setiembre.

Varios gobernadores advirtieron que los modelos de probabilidad de recesión "se incrementaron notablemente en los meses recientes".

La mayoría aprobó reducir las tasas de interés y analistas del mercado esperan que vuelva a tomarse igual decisión en la reunión de finales de este mes con el objetivo de proteger a la mayor economía mundial en momentos en que se debilitan las exportaciones, los costos industriales aumentan y la demanda externa se hunde.

Sin embargo, los miembros de la FED están lidiando con una imagen mucho más compleja, mostró la minuta, en tanto se ciernen tenebrosas acechanzas sobre lo que hasta ahora era una economía en firme crecimiento y con un desempleo históricamente bajo.

Ajustes en tasas

Mientras algunos se han mostrado más ansiosos, una minoría de los miembros de la entidad se opone a rebajar las tasas por considerar que el estado actual de la economía no justifica una medida de ese tipo.

Economistas estiman que el ritmo de crecimiento del producto interno bruto en el tercer trimestre sea el menor del año pero, aún así, será solido. Ese punto de vista es compartido por integrantes del comité de política monetaria de la FED que fija las tasas de interés.

En la última reunión varios “coincidieron en que el gasto de los consumidores estaba creciendo a sólido ritmo”, indica la minuta.

Pero muchos marcaron que las empresas están asustadizas y detuvieron las inversiones. Eso puede “reducir la contratación de trabajadores, lo cual, a su vez, puede empantanar el crecimiento del ingreso y del consumo”.

“En general los participantes juzgaron que desde la reunión de julio aumentaron los riesgos para las perspectivas económicas”, señala el documento.

Tras la reunión de setiembre de la FED, el Departamento de Comercio reportó que el crecimiento anual del gasto de los consumidores fue el más tenue en un año.

También, datos del Departamento de Trabajo mostraron este miércoles una debilidad en la demanda de trabajadores en ese mes.