Patricia Leitón. 24 diciembre, 2019
En junio pasado el Centro de Servicios Compartidos de Bayer anunció la duplicación de sus operaciones en Costa Rica, pronosticando cerrar el año 2019 con al menos 500 colaboradores. La reinversión de empresas ubicadas en el país es una fuente importante de inversión directa para Costa Rica. Foto de Jorge Castillo
En junio pasado el Centro de Servicios Compartidos de Bayer anunció la duplicación de sus operaciones en Costa Rica, pronosticando cerrar el año 2019 con al menos 500 colaboradores. La reinversión de empresas ubicadas en el país es una fuente importante de inversión directa para Costa Rica. Foto de Jorge Castillo

La inversión de empresas extranjeras en el país sumó $1.806 millones en los primeros nueve meses del año, un 10% más que el acumulado en el mismo periodo del año anterior, según los resultados de la balanza de pagos trimestral al tercer trimestre del 2019 que publicó el Banco Central el 23 de diciembre.

Solo en el tercer trimestre del año Costa Rica recibió $643 millones en este tipo de inversión, un 11% menor al que recibió en el mismo periodo del 2018.

Esta inversión incluye la llegada de nuevas empresas al país, la ampliación de operaciones de las firmas extranjeras que operan en Costa Rica, reinversión de utilidades, así como las compras que realicen foráneos de corporaciones o propiedades radicadas en suelo nacional.

“El financiamiento por concepto de inversión directa ascendió a $643,0 millones en el tercer trimestre de 2019 y, sobresalió tanto la reinversión de utilidades como el financiamiento de las casas matrices a las empresas domiciliadas en el país”, explicó el Banco Central en su comentario.

Según el Banco Central, la actividad manufacturera concentró el 49% de los flujos de inversión directa, mientras que las asociadas a los servicios representaron un 41% del total.

En el cuarto trimestre del 2018 se muestra un fuerte repunte de la inversión directa de $1.120 millones; no obstante, Rigoberto Torres, jefe del Área de Estadísticas del Sector Externo del Banco Central, explicó que eso obedeció a una operación por $450 millones de una sola empresa, de la cual tienen prohibición de publicar el nombre.

Según informó la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) el 16 de diciembre pasado, en el 2019 se instalaron en Costa Rica 44 proyectos de inversión extranjera directa, los cuales generaron 16.718 empleos.

La entidad encargada de la atracción de inversiones detalló además que del total de proyectos, 19 son empresas nuevas y 25 se tratan de reinversiones, es decir, compañías que estaban pero ampliaron sus operaciones en Costa Rica, por ejemplo, con plantas de producción nuevas.

Resultado positivo con respecto a la región

Para el economista Norberto Zúñiga los resultados son satisfactorios a la luz del difícil contexto internacional y regional prevaleciente y refleja los incentivos vigentes y la eficiente institucionalidad que tiene nuestro país en este campo. No obstante, consideró que las autoridades deben realizar esfuerzos adicionales para aumentar la vinculación con otros sectores internos y mejorar las condiciones para el resto de la inversión.

“Efectivamente la inversión interna mostró tasas negativas durante todos los trimestres de este año. Esta inversión es la más significativa y es la principal generadora de nuevos empleos, especialmente de trabajadores menos calificados”, comentó Zúñiga.

Según, el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe del 2019 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señala que en la primera mitad de 2019, los flujos de inversión extranjera directa neta se redujeron unos $13.000 millones, cifra que no varía significativamente si se incluye a la Argentina.

Torres comentó que Costa Rica se mantiene entre los países de América Latina con mayor ingreso de inversión directa per cápita, junto con Chile y Panamá.

El jerarca añadió que en los menores flujos de inversión hacia América Latina ha influido este año las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y que la economía mundial que no termina de repuntar.

Costa Rica, añadió Torres, se ha visto relativamente afectado por los nuevos ingresos de empresas, pero no por las utilidades que reinvierten las que ya están en el país.