Patricia Leitón. 7 octubre
El precio de la papa bajó 18% en setiembre respecto a agosto y fue uno de los productos que influyó en que el indicador de precios bajara en ese mes. Foto: Patricia Leitón.
El precio de la papa bajó 18% en setiembre respecto a agosto y fue uno de los productos que influyó en que el indicador de precios bajara en ese mes. Foto: Patricia Leitón.

La inflación de Costa Rica, medida con el índice de precios al consumidor, se desaceleró en setiembre por segundo mes consecutivo, según el resultado publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), este lunes 7 de octubre.

Entre setiembre del 2018 y setiembre del 2019 (variación interanual), el indicador subió 2,53%, lo cual es menor al resultado interanual de julio (2,89%) y de agosto (2,86%).

En cuanto al resultado intermensual, solo en setiembre respecto a agosto el indicador bajó 0,10%; porcentaje igual que había bajado en agosto respecto a julio.

Durante setiembre, los bienes y servicios que más incidieron en la baja del indicador (por el monto de la reducción, así como por la importancia en el consumo de los hogares) fueron: gasolina, papa y tomate.

Por otra parte, automóvil, atún en conserva y papaya figuraron entre los que más impactaron al alza.

De los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo, 50% aumentaron de precio en setiembre respecto a agosto, 39% disminuyeron de precio y 11% no presentaron variación.

La variación acumulada en el año es de 1,50%.

El economista Miguel Loría advirtió que la desaceleración que presenta la inflación no necesariamente es una buena noticia pues puede estar relacionada con la desaceleración que también presenta la economía. Si la economía no anda bien y la gente consume menos presiona menos los precios.

“Normalmente una desaceleración en la tasa de crecimiento del índice de precios al consumidor (IPC) se asocia con una desaceleración en la tasa de crecimiento económico. Incluso la variación en el IPC puede ser negativa. Es cuando se habla de deflación. Entonces, lo que se esta observando en el IPC en Costa Rica parece consistente con el lento crecimiento de la actividad económica y mayor desempleo . Por eso un lento crecimiento del IPC no siempre es una buena noticia”, comentó Loría.

¿Para qué sirve el IPC en sus finanzas?

El índice de precios al consumidor mide la evolución de los precios de un grupo de 315 bienes y servicios, los cuales son representativos del consumo de los habitantes de la Gran Área Metropolitana.

A las personas les sirve para ver su capacidad de compra, si los ingresos no suben igual que el IPC implica que con ¢100 que tenía hace un año, ahora requiere ¢102,53 para comprar lo mismo.

También es útil para ver cuáles son las tasas reales de interés que paga o que recibe por los ahorros, al descontar la inflación a la tasa anual de interés.

El indicador también se usa para ajustar los salarios mínimos, las pensiones, los contratos de viviendas de alquiler y los impuestos a los combustibles.

Según la Ley General de Arrendamientos Urbanos y Suburbanos, cuando la inflación acumulada de los doce meses anteriores al vencimiento de cada año del contrato sea menor o igual al quince por ciento (15%), el arrendador está facultado para reajustar el alquiler de la vivienda, en un porcentaje no mayor a esa tasa.

Según el resultado de setiembre del 2019 de la Encuesta de Expectativas de Inflación que realiza el Banco Central, la inflación promedio esperada para los próximos 12 meses es de 3,4%; lo cual está dentro de la meta del Banco Central, que es entre 2% y 4%.