Marvin Barquero. 7 julio
El valor del diésel fue uno de los que contribuyó a mantener la inflación en negativo en el mes de junio. En la imagen, el tanque de Recope para ese combustible, en Moín, Limón. Foto: Archivo
El valor del diésel fue uno de los que contribuyó a mantener la inflación en negativo en el mes de junio. En la imagen, el tanque de Recope para ese combustible, en Moín, Limón. Foto: Archivo

La variación acumulada del índice de precios al consumidor (IPC) fue de -0,24% en los primeros seis meses del 2020 respecto al mismo periodo del año pasado, lo cual corrobora que la inflación está retrocediendo en medio de la pandemia.

Esta es la primera vez en cinco años en que la variación acumulada del IPC, a junio, se ubica en terreno negativo. En los primeros seis meses del 2019 fue de 0,96% y en igual periodo del 2018, de 0,57%. Además, en igual periodo del 2017, fue de 1,01% y en junio del 2016 se colocó en 0,01%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

En cuanto a la variación mensual (junio respecto a mayo), este es el cuarto mes consecutivo en que se registran valores negativos.

Reducciones en los precios del alojamiento, de los paquetes turísticos y del diésel fueron los que más contribuyeron a mantener en negativo el comportamiento el IPC en junio pasado, cuando el cambio fue de -0,02% respecto a mayo.

Así lo divulgó el INEC, este martes 7 de julio, en su informe mensual de la inflación.

De acuerdo con los datos liberados por el INEC, el aguacate, el perfume, los huevos y la manzana también contribuyeron a la baja del índice en junio.

Al contrario, los precios del automóvil, del culantro, del tomate, del atún en conserva y de la pechuga de pollo fueron los que más contribuyeron en el aumento del comportamiento el indicador.

En tanto, el comportamiento interanual del índice (julio 2019 a junio 2020) aún es positivo, de 0,31%, pero se encuentra por debajo del rango meta del Banco Central.

Valores mensuales

Con el comportamiento en junio, se acumulan ya cuatro meses con comportamiento negativo mensual del IPC, de acuerdo con los datos publicados por el INEC.

En marzo la inflación fue de -0,03% con respecto febrero, en abril se ubicó en -0,44% con respecto el mes anterior, en mayo fue de -0,15% y ahora en junio de -0,02%.

El comportamiento mensual negativo del IPC coincide precisamente con el inicio de la emergencia en el país por el impacto del nuevo coronavirus, que se declaró a inicios de marzo pasado.

El INEC recordó que durante el mes de junio, el Ministerio de Salud y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) identificaron diversos focos de contagio de la covid-19 en el país y declararon en alerta naranja varios distritos y cantones, lo que implicó medidas más restrictivas.

Ante esta situación, agregó, fue necesario suspender las entrevistas por visita en los distritos en alerta naranja que forman parte de la recolección de precios del índice, sustituyéndolas por entrevistas por llamada telefónica o correo electrónico.

Además, dijo la entidad, se aplicó en algunos casos lo que se denomina “imputación de precios”. Este procedimiento se aplica para estimar el precio de un bien o servicio cuando no se logra recolectar la información.

Para hacerlo se puede realizar mediante el arrastre del último valor observado, es decir, repetir el último precio, o por medio de la estimación de un factor que muestre la variación observada en los precios recolectados del mismo bien o servicio en otros establecimientos.