Marvin Barquero.   12 septiembre
Las zonas francas son altos generadores de empleo en diferentes regiones, como Cartago, Alajuela y Heredia. Foto: Archivo

El ritmo de crecimiento de las exportaciones de bienes de las empresas de zonas francas bajó, en una comparación del acumulado de los primeros siete meses de cada año, respecto al mismo periodo anterior, aunque los representantes de ese sector y de la industria en general consideran totalmente normal que eso suceda.

Al contrario, y aunque muy lentamente, se presenta un repunte en el ritmo de crecimiento del valor de las colocaciones de productos del denominado régimen definitivo, el cual incluye a las empresas ubicadas fuera de las zonas francas, como la industria local y la mayoría de las firmas exportadoras del sector agropecuario.

Datos obtenidos del portal estadístico de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) indican que el acumulado del valor de las exportaciones de productos de zonas francas, de enero a julio del año pasado, aumentó 11,6% respecto al acumulado de los primeros siete meses del 2016.

Entre enero y julio del 2016, de acuerdo con esas cifras, las exportaciones de zonas francas generaron $2.874 millones. Esta cifra aumentó a $3.208 millones en los primeros siete meses del 2017. Esa recuperación del 11,6% significó mucho para el sector exportador costarricense, pues el régimen de zonas francas salía, con eso, del bache que representó la salida de la manufactura de Intel en los resultados generales del 2014, del 2015 y del 2016.

El valor de las exportaciones de zonas francas crecía a un ritmo de entre 10% y 11%. Ahora está en un 7,5%.

Entre enero y julio de este año las colocaciones de productos de esos parques industriales en el exterior igualmente crecieron para llegar a una cifra absoluta de $3.450 millones. Sin embargo, el ritmo de crecimiento se bajó a un 7,5% respecto a las divisas generadas entre enero y julio del 2017.

Mientras tanto, el valor de las ventas al exterior de productos del régimen definitivo pasó de un ritmo de crecimiento del 1% en los primeros siete meses del 2016, a un 3,7% en el acumulado a julio del 2017, y a un 3,8% en igual periodo de este año.

En los primeros siete meses del 2016 las empresas ubicadas fuera de zonas francas exportaron un valor de $3.104 millones, cifra que se levó a $3.220 millones en igual periodo del año siguiente y que cerró en $3.343 millones para este 2018.

Era de esperar

Francisco Gamboa, director ejectuivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), analizó que las tasas de crecimiento de las ventas de un sector productivo o régimen no pueden mantenerse sostenidamente muy altas durante mucho tiempo. Al subir a tasas altas durante unos periodos, añadió, la base sobre la cual se mide el crecimiento es cada vez más alta y, por tanto, se complica mantener un ritmo tan fuerte.

“Dadas las altas tasas (de crecimiento) de años anteriores es de esperar, económicamente, que los ritmos se estabilicen”, comentó Gamboa.

Jorge Brenes, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas (Azofras), dijo que un ritmo de incremento de las colocaciones al exterior del 7,5% es muy favorable en las condiciones del contexto mundial, particularmente por la incertidumbre creada con la denominada guerra comercial, entre Estados Unidos y sus grandes socios, como China y la Unión Europea (UE).

Además, explicó Brenes, el crecimiento de la economía en las distintas regiones es bajo. Así, Europa apenas supera el 1,1% o 1,5%; Estados Unidos tiene un comportamiento ligeramente más importante que el europeo y China, por ejemplo, ya no tiene los muy fuertes ritmos de incremento de la economía de hace algunos años.

Por lo tanto, según Brenes, ese porcentaje no se debe analizar en términos absolutos y locales sino en condiciones más ampliadas, en donde un 7% de crecimiento en el contexto del volumen mundial no está mal, aunque puede mejorarse.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Laura Bonilla, estimó que, dada la importancia de las zonas francas, ese régimen debe fortalecerse para recuperar los ritmos de crecimiento. Para ello, explicó, debe afianzarse la atracción de nuevas empresas y el establecimiento en zonas fuera del área metropolitana, como por ejemplo Guanacaste, Limón y la Zona Norte y Zona Sur del país. Para ello, consideró, es de vital importancia que el país ofrezca una alta seguridad jurídica a todas las empresas.

El gerente general de Procomer, Pedro Beirute, detalló que las exportaciones del área de equipo de precisión y médico crecían hace algunos años a ritmos ceranos al 20%, pues ingresaban una gran cantidad de empresas. Esto ya se estabilizó y las ventas crecen ahora a cifras cercanas del 10%, lo cual explica lo sucedido en zonas francas.

En el régimen definitivo, agregó, una recuperación en las ventas del sector agrícola fomentó un mejor ritmo. En este régimen, las exportaciones agrícolas tienen un gran peso, recordó.

Brenes detalló que el régimen espera una recuperación del ritmo de crecimiento de las exportaciones hacia el final del año.

En tanto, para Gamboa una de las ventajas de Costa Rica en el contexto de la economía y la demanda mundial de productos es que, por ejemplo, exporta productos médicos que son de primera necesidad y tienen un comportamiento anticíclico.

Además, dijo, los sectores en los cuales está Costa Rica no están, todavía, en el ojo de la política comercial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pues no son mayormente intensivos en mano de obra.

Gamboa calificó de positivo el lento repunte del comportamiento del régimen definitivo, pero advirtió de que el crecimiento aún no es suficiente para que las empresas contribuyan de manera marcada a la generación de empleos.

Entrevista: cinco minutos
Pedro Beirute, gerente general de Procomer: ‘Ya no están viniendo tantas empresas’

- ¿Por qué crecen a menor ritmo las ventas al exterior de zonas francas?

- En zonas francas efectivamente tenemos una mayor estabilidad. Hace unos años teníamos un mayor dinamismo en ciencias de la vida, estaban viniendo nuevas empresas y las firmas en principio compran bastante. Hace dos o tres años yo recuerdo que los crecimientos en ciencias de la vida o dispositivos médicos eran del 20% o 25%, ahora ya estamos en crecimientos más razonales de alrededor del 10% al 15%. Entonces, hay una estabilidad en este conglomerado. Crece a un ritmo más moderado, pues ya no están viniendo tantas empresas.

- Hay una leve recuperación en el régimen definitivo (fuera de zonas francas). ¿A qué se debe?

- Por el lado del crecimiento mejor en el régimen definitivo hay varias razones. Una es el sector agrícola que ha tenido una leve mejora en términos generales (todo el sector agrícola es del régimen definitivo), hemos tenido buenos años en piña, café, plantas ornamentales, tubérculos, yuca creciendo."

“Luego también cables y equipo eléctrico han tenido una recuperación en los mercados internacionales”.

“Y después yo quiero pensar que por la estrategia de Procomer de abrir nuevas sedes comerciales en países estratégicos hemos tenido mayor demanda, como por ejemplo en España e Italia, naciones donde no teníamos oficina comercial y desde hace dos años y medios abrimos una en Madrid y otra en Milán. Las personas que tenemos ahí están generando más tracción. Los mismo sucede en Centroamérica, que lo estábamos manejando todo desde acá remotamente y se abrieron oficinas en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y hemos visto un incremento en las ventas a estos países y casi todo lo que vendemos a estos naciones procede del régimen definitivo”.

- ¿Cómo califica el panorama; sigue positivo?

- Lo positivo, en ambos casos (zonas francas y régimen definitivo), es que las exportaciones siguen creciendo a un ritmo mayor que el resto de la economía, de manera continúa por los últimos años y siguen siendo fundamentales para la competitividad de este país y para el progreso económico y social de Costa Rica, las exportaciones son como el 35% del Producto Interno Bruto (PIB).

- ¿Cómo nos afecta el contexto internacional?

- En general, afecta positivamente. Si usted ve, el año pasado cerramos con crecimiento en todas las regiones (América del Norte, Centroamérica, Caribe, Europa, Asia). Ha habido una buena demanda internacional. El crecimiento mundial se ha visto positivo, desde luego viendo hacia atrás, España ha tenido una recuperación económica, Estados Unidos en últimos años ha estado bien, a China duplicamos las exportaciones el años pasado y casi todo lo que va a China es régimen definitivo, a Suramérica tuvimos la caída de Venezuela el año antepasado pero a inicios de este año ya tenemos una recuperación. En términos generales no hemos tenido viento de cola.