Ministra de Educación dice que políticas para evitar la deserción y educar a jóvenes adultos es ahora una acción prioritaria

 29 octubre, 2015

San José

Las dificultades para tener una vivienda digna, el poco acceso a Internet, así como los problemas educativos, son los obstáculos más importantes que enfrentan los hogares pobres, según el índice de pobreza multidimensional.

"Precisamente la falta de inversión que tuvo el Estado por la crisis de los años 80 generó un rezago que todavía no hemos podido recuperar.", comentó la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

Este indicador, que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC),este jueves 29 de octubre, por primera vez, pretende conocer la pobreza desde cinco dimensiones: vivienda e Internet, educación, salud, trabajo y protección social.

Los dos primeros tienen un peso de 50% en este tipo de pobreza. La falta de vivienda digna e Internet es la dimensión en la cual hay más carencia. Este rubro aporta un 28,2% del total.

Le siguen la educación con un 22,2%; la salud con un 21,9%; el trabajo con un 18,7% y la protección social, que es donde menos tienen dificultad los hogares pobres con un 9%.

Pocas opciones educativas. Cada dimensión está compuesta por indicadores, los cuales detallan más. Si se consideran estos, donde las familias pobres tienen las mayores dificultades son la carencia del seguro de salud y el bajo desarrollo de capital humano.

En bajo desarrollo de capital humano se clasifican aquellos hogares en los cuales ninguna persona, en edades entre los 25 y 35 años, tiene título de bachillerato de secundaria, académica o técnica o alguna certificación de educación no formal, o ninguno de los que tiene entre entre 36 y 57 años tiene noveno año, o entre los que tienen entre 58 y 64 años carecen de primaria completa o alguna certificación no formal.

Los hogares pobres también tienen dificultad al enfrentar el incumplimiento de derechos laborales, al tener empleo informal, no tener seguro de salud y no contar con Internet.

Las carencia en educación se da a pesar de que el país dedica recursos equivalentes casi al 8% de su producción interna a esta área.

Sobre este tema, se le consultó a la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, quien respondió que el bajo desarrollo en capital humano que enfrentan los hogares pobres hoy en día, es el resultado de la crisis de los años ochenta, en la cual el Estado dejó de invertir en educación, lo que generó un rezago que no se ha podido superar.

“El Estado no invirtió en política educativa en unos años y varias generaciones se perdieron y ahí están los resultados, lo cual muestra la importancia de la decisión nacional de movernos hacia el 8% del PIB (producto interno bruto), con lo cual no estoy desmintiendo, de ninguna manera, que podemos mejorar el uso de esos recursos en educación”, señaló Mora.

Añadió que la política de “yo me apunto contra la deserción escolar”, o la reforma completa para la educación de jóvenes adultos se convierten en una acción prioritaria.

Viviendas poco dignas. Por su parte, al ministro de Vivienda, Rosendo Pujol, se le consultó por qué la falta de casa es la principal dimensión que explica la pobreza, cuando el país tiene varias instituciones que se dedican al tema.

Pujol explicó que de los 28 puntos que se le asignan a la vivienda y disponibilidad de Internet, 9 puntos corresponden a disponibilidad de Internet; no obstante, dijo que se llevan la tarea.

“Nos llevamos la tarea muy clara, los resultados no me sorprenden, yo creo que tal vez el resultado más interesante es que en los hogares que no están en pobreza solamente hay un 2,9% que tienen vivienda en mal estado, mientras que sí están en pobreza tienen el 32,3%, eso es un gran desafío”, señaló el Ministro.

En Internet, el ministro de Ciencia y Tecnología, Marcelo Jenkins, explicó que el programa CR Digital que se lanzó este mes incluye cinco iniciativas para llevar las telecomunicaciones a poblaciones vulnerables, entre ellas Internet.

Por su parte, el ministro de Bienestar Social, Carlos Alvarado, enfatizó que se requiere una labor integral entre todas las entidades. El jerarca dijo que no tienen una meta para reducir la pobreza multidimensional.