Agencia AP. Hace 6 días
El uso del Canal de Panamá por otros países asiáticos, como Japón y Corea, permitió aumentar los ingresos anuales, pese al conflicto comercial entre Estados Unidos y China, según los administradores de esa vía. Foto: AP/Arnulfo Franco
El uso del Canal de Panamá por otros países asiáticos, como Japón y Corea, permitió aumentar los ingresos anuales, pese al conflicto comercial entre Estados Unidos y China, según los administradores de esa vía. Foto: AP/Arnulfo Franco

Ciudad de Panamá. El canal de Panamá incrementó sus ingresos anuales pese al conflicto comercial entre Estados Unidos y China, sus principales usuarios por décadas.

El administrador del canal, Jorge Quijano, detalló las cifras el martes pasado en un encuentro con la prensa extranjera.

Si bien la vía interoceánica dejó de recibir $30 millones debido a las tensiones comerciales entre los dos titanes, los ingresos de la ruta en el año fiscal 2019 no mermaron en comparación con los de 2018. Además, mantuvieron el ritmo de crecimiento que el canal ha percibido desde hace tres años, cuando se amplió.

Según Quijano, de octubre del año pasado a la fecha, los ingresos del canal alcanzan $2.525 millones, cifra que supera los $2.484 millones logrados en 2018.

En junio de este año, China –que por mucho tiempo fue el segundo mayor usuario de la vía marítima– pasó al tercer puesto desplazado por Japón. Al cierre del año fiscal, este último se sigue manteniendo como segundo usuario de la ruta, que este viernes 16 de agosto cumple 105 años.

“No es que el canal ha perdido plata; ha dejado de ganar”, dijo aseguró Quijano.

Compensación

La vía ha compensado la baja actividad de la ruta entre sus dos principales usuarios con el tránsito de buques de otros países asiáticos.

“Corea y Japón siguen moviendo la carga que deja China”, apuntó el administrador del canal.

Si bien las tensiones comerciales siguen preocupando a las autoridades de la ruta, Quijano se mostró optimista en que los negocios crecientes en el tránsito de rubros como el gas natural licuado con destino a Asia –que además de China transitan con destino a Corea y Japón– mantengan el auge.

El tránsito de mercancías entre China y Estados Unidos –tanto exportaciones como importaciones– entre ambos países constituye la principal ruta para el canal interoceánico y representa el 30% de las mercaderías que pasan por la vía. Los segmentos de portacontendores y graneleros están entre los más afectados por las disputas comerciales entre ambas naciones.

La centenaria ruta interoceánica representa uno de los puntales de la economía de servicios del istmo, fue transferida por Estados Unidos a Panamá a fines de 1999.

Por la ruta transita más de 4% del comercio marítimo.

En el 2016 se inauguró una multimillonaria ampliación que le ha permitido casi duplicar su capacidad.