Patricia Leitón. 9 noviembre
El Banco Central vendió reservas esta semana y subió tasas de interés para frenar presión sobre el precio del dólar en colones. Foto: Rafael Pacheco
El Banco Central vendió reservas esta semana y subió tasas de interés para frenar presión sobre el precio del dólar en colones. Foto: Rafael Pacheco

El Banco Central utilizó esta semana $162 millones más de sus reservas monetarias para bajar las presiones sobre el precio del dólar. Eso significa que la entidad ya destinó $1.733 millones entre marzo y noviembre con el mismo fin.

Esta semana la entidad vendió directamente en el mercado mayorista $86,6 millones y además le suplió a las instituciones públicas $76 millones que luego no repuso con compras de divisas en el mercado mayorista, para evitar mayores presiones de demanda.

También la entidad volvió a subir las tasas de interés de sus depósitos electrónicos a plazo con el fin de estimular los ahorros en colones y frenar el traslado de inversiones de la moneda local a la extranjera.

Con estas medidas la entidad logró bajar el precio de la divisa ¢7,95 entre martes y viernes, lo cual compensa un poco el alza de ¢60,88 que tuvo entre el 16 de agosto y el 6 de noviembre.

Esta semana el precio promedio del dólar en el mercado mayorista concluyó en ¢620,90. En las ventanillas de las entidades financieras el precio máximo de venta alcanzó ¢631 este viernes 9 de noviembre, excluyendo la Casa de Cambio Global Exchange.

En las ventanillas de los bancos, la información disponible de los tres primeros días de la semana muestra que las ventas de divisas al público superaron a las compras en $29,4 millones; no obstante, el miércoles la diferencia fue menor.

Si en las ventanillas de las entidades financieras las ventas de divisas al público superan a las compras, los intermediarios van al mercado mayorista a comprar dólares para suplir la diferencia.

Negociaciones en ventanillas
Negociaciones en ventanillas
Más medidas

Para el economista Norberto Zúñiga los aumentos de tasas de interés acordadas por el Banco Central han sido medidas necesarias, pero tardías e insuficientes para ayudar a estabilizar el tipo de cambio de manera sostenible.

“Si bien el tipo de cambio de Monex se apreció alrededor de ¢8 por dólar en los últimos tres días, fue producto de las ventas de divisas por parte del Banco Central al sector público y privado. Las reservas monetarias internacionales continúan cayendo a una tasa preocupante”, comentó.

En su criterio, el Banco Central podría analizar la posibilidad de activar las ventas de títulos en dólares. Para hacer atractivas sus colocaciones será necesario ofrecer mayores rendimientos mediante tasas de interés en dólares más elevadas.

“Esto podría contribuir a evitar el deterioro en la posición externa del país”, comentó.

“Por supuesto que estas medidas para ser creíbles y generar confianza, deben ser acompañadas de la aprobación del proyecto de fortalecimiento fiscal, por políticas de reducción de los gastos, reformas del Estado, cierre y fusión de entidades estatales. El desequilibrio fiscal y la deuda pública se tornaron insostenibles sin acudir a medidas comprensivas y de gran impacto”, añadió Zúñiga.